Un premio Nobel afirma que son contaminantes

BUENOS AIRES.- El premio Nobel de Química 1988, el alemán Hartmut Michel, criticó a los impulsores del uso de biocombustibles, y sostuvo que con este tipo de producto no se ahorran emisiones de dióxido de carbono y que la ecuación costo beneficio sólo se justifica en países como Brasil.
“Con los biocombustibes no se ahorran emisiones de dióxido de carbono”, afirmó el químico en una entrevista publicada ayer por el diario español El País.
“La producción y el uso de biogas (o biocombustible) no son neutrales en cuanto a la producción de CO2 (dióxido de carbono) porque al menos el 50% de la energía contenida en el biocombustible procede de fuentes fósiles”, aseguró el premio Nobel.
El químico se refirió de esta forma a la cantidad de energía tradicional que es necesaria para la producción, que incluye la gastada en la producción de fertilizantes, además del CO2 que se libera para quemar selva y obtener superficies libres para cultivar soja.
Recalcó que los biocombustibles “están fomentando la pérdida de selva tropical en Indonesia, Malasia, algunas zonas de Africa y en Brasil”.
“Si se producen a partir de la caña de azúcar, en los países en que este cultivo crece como si fuera hierba, sin fertilizante, como Brasil, puede ser un proceso rentable”, dijo Michel. (Télam)

14 SET 2007
FUENTE: La Gaceta   TUCUMÁN  ARGENTINA

Anuncios