Galería

TRAFIGURA ARGENTINA S.A. accidente industrial mayor en Refinería B. Blanca

Incendio que tira abajo el discurso de marketing de Trafigura en su web institucional: Gestionamos el riesgo operacional con equipos de última generación, sistemas robustos y talento humano.

trafigura

Mientras el humo sale parsimonioso, el OPDS (organo de contralor ambiental de la provincia de Buenos Aires) no le exige mucho a Trafigura.

Y la empresa aprovecha y declara en el Mapa de Alertas, (como se observa abajo) que es un incendio que generó humo, pero no gases. (Eso confirma exactamente nuestra sospecha: en provincia de Buenos Aires los incendios tienden a ser cada vez más benignos a partir de Mafissa)

Los Trasfigura también declaran que se originó “luminosidad en antorcha”. Pero los controladores ambientales son pibes que no se ponen cargosos con los holandeses que compraron la refinería y de paso 250 estaciones de servicio, así que en estos pagos nadie va a preguntar por la generación de Material Particulado.

Tres personas internadas con politraumatismos y  fue activado el nivel 2 del PRET (Programa de Respuesta a Emergencias Tecnológicas)

Refinería Bahía Blanca S.A.U. 10.9.2018 B.Blanca

 

Bs.As.: Las voces de los vecinos de Ensenada tras el accidente industrial mayor de YPF

YPF: la contaminación, en primera persona

Enfermedades, humo, explosiones y muchas historias que generan temor. Relatos de los vecinos de las zonas aledañas a la refinería de Ensenada, quienes presentan tristes coincidencias en sus vidas

La llamarada desmedida proveniente de la antorcha de la refinería de YPF de Ensenada inquietó severamente a todos los platenses el pasado fin de semana.

Pero la historia de los que viven cerca de la planta es muy distinta. Ya no se habla de pánico, sino de enfermedad, trastornos y contaminación. Problemas respiratorios, sobresaltos por explosiones a cualquier hora y niños con un futuro poco prometedor son los relatos en primera persona que hoy revelaremos.

La semana pasada, días antes de que la región se conmoviera frente al fuego y las columnas de humo contaminante de la petrolera, se habían advertido problemas en la planta: un escape de gas dejó a 18 operarios afectados. Seis  debieron ser hospitalizados y, aunque recibieron el alta, todavía continúan bajo reserva médica y controlados por especialistas.

Lo sucedido el fin de semana provocó una catarata de llamados a nuestra redacción, reportando preocupación por divisar desde lugares lejanos e inauditos que un evento extraordinario acontecía en  la zona. Según explicó la propia empresa, las llamas, ruidos y olores intensos seguirán toda la semana.

El diario Hoy conversó con vecinos de El Dique, quienes contaron sus terribles experiencias viviendo cerca de la planta.

La voz de los vecinos

José Luis Torres (48 bis y 128): “Los gases de la planta enferman a mis hijos. Los llevo a diario al Hospital de Niños por el asma, que se lo agarraron acá. Nací en esta zona y yo también tengo problemas respiratorios. El otro día, cuando se dio la pérdida, los nenes vomitaban con todo. Los llevás al médico y te dicen que están contaminados. Te dan medicación. Tienen que fijarse el tema de la pérdida de gases”.

Matías Marchant (49 y 130): “La otra vez había ambulancias adentro de la refinería. Yo pensaba: ¿Qué habrá pasado?, ¿se habrán intoxicado? Lleno de ambulancias, eso te preocupa. Los ruidos molestan, a veces no podés dormir. No me asusto con el fósforo porque estoy acostumbrado. Pero a veces se alumbra todo y da miedo”.

Mario Osvaldo Gómez (48 Bis entre 126 y 127): “Cuando se inundó La Plata, creí que nos moríamos todos. Ese día fueron como diez bombazos. Pensé que se había armado una guerra. No te das una idea del ruido que hicieron esas explosiones. La gente disparaba desesperada. Ese día fue terrible.

Estábamos con mi hermano y él me decía: Vamos a esperar a ver qué pasa. Después nos fuimos a la cabecera del dique a mirar las llamas. Había un muchacho de YPF que nos decía: Ustedes tienen que preocuparse cuando el fuego llegue a esas torres bajas. Ahí está la nafta especial y, si el fuego agarra eso, volamos todos. Si esto llegara a explotar, vuela todo. Está todo interconectado con la petroquímica. Explota uno y explota todo. Ruidos y olores, los que quieras” (sic).

Marta Di Domenicantonio (49 e 127 y 128): “El domingo se escuchó una explosión bárbara. Cuando pasó la inundación de 2013, me asusté mucho y me quería ir. Los ruidos a veces son insoportables, al punto de no poder dormir porque vibra todo. Pensás que dejaste el gas abierto”.

Emiliano Virgilio (49 e/ 127 y 128): “Escucho ruidos cuando hay fogonazos. Hay gente que sufre más, sobre todo la que está cerca de la carbonera, personas que padecen muchos problemas respiratorios en el Barrio Campamento. Los fines de semana, el fósforo está a pleno. Los ruidos ya los tengo incorporados en mi cerebro”.

Jorge Osvaldo Ferrer (127 e/ 47 y 48):  “Yo trabajé en la destilería y conozco todos los movimientos. Es una zona de riesgo y contaminación. En algún momento hubo algún sistema de evacuación. Fue en una época que hubo problemas con las plantas de gas. En toda mi vida, tres o cuatro veces nos han evacuado. Cuando fue la inundación, se puso feo. Caían los pedazos de esquirlas. Volaban. No atiné a hacer nada. Yo soy músico, pero ahora no estoy tocando. Estoy enfermo. Tengo leucemia y estoy esperando un trasplante de médula”.

Nilda Ordás (48 y 130): “Desde que hicieron el fósforo nuevo, hay más ruido todavía. Parece que va a explotar. No sé bien lo que pasó el domingo, pero no se podía dormir. Cuando se prendió fuego la planta, desde mi casa se veía todo y caían las chispas en mi residencia. Eso fue durante la inundación. Estuve esperando a que alguien me ayudara y nadie me asistió. Pasé cuatro días con el agua en el pecho. Yo hice los reclamos, pero nadie vino”.

13.7.2016

FUENTE: diariohoy.net. BUENOS AIRES

Córdoba: Fuego en fábrica de caños

Otro caso de incendio de materiales de alto poder contaminante.
¿Se habrán realizado las mediciones de calidad de aire in situ y en el momento del incendio? El agua utilizada para apagar el incendio pudo haberse contaminado con el material incendiado ¿Ese líquido tomó contacto con el suelo?

Bomberos sofocaron un incendio en una fábrica de caños

VILLA BUSTO

Ocurrió en el barrio Villa Bustos, al sudeste de la Capital.

Un incendio en una fábrica de caños fue sofocado por Bomberos en la noche del lunes, según confirmaron fuentes policiales.

El hecho se produjo en la calle Talacasto al 5400, en barrio Villa Busto, al sudeste de la capital cordobesa.

Según estimaron desde la Policía, un 70 por ciento del lugar fue afectado por el fuego, pero no se reportaron heridos.

11.7.2016

FUENTE: lavoz.com.ar   CÓRDOBA ARG.

http://www.lavoz.com.ar/sucesos/bomberos-sofocaron-un-incendio-en-una-fabrica-de-canos

Caso Johnson: operativo containers (Parte 7 de 7)

Transcripción de fragmentos del post aparecido en el Blog de Terratox

LA HISTORIA DE LA ZONA DE AMORTIGUAMIENTO EN PABLO PODESTÁ

La ZONA DE AMORTIGUAMIENTO es una franja o área geográfica de seguridad que podría establecerse alrededor de SC Johnson para hacer que los impactos se reduzcan al mínimo posible en caso de un situación de riesgo químico. P. ej. Una explosión en el depósito.

Esa franja o área debería quedar libre de toda edificación, previa compra de la totalidad de las propiedades instaladas actualmente en esa franja o área de seguridad.

Por descabellada que parezca la idea de ZONA DE AMORTIGUAMIENTO, la misma ocupó en minuciosos análisis y largas discusiones a SC Johnson y al gobierno de la Provincia de Buenos Aires a través de la Secretaría de Política Ambiental a cargo, por entonces, de la licenciada Silvia Suárez Arocena, durante buena parte del año 2007. De paso, para SC Johnson crear una ZONA DE AMORTIGUAMIENTO podía ser aprovechada para sacarse de encima la obligación y necesidad de remediar el suelo contaminado alrededor de la planta Podestá.

Antes de optar por su traslado a Fátima en Pilar, SC Johnson había pensado en la opción de quedarse en Podestá con producción y depósitos. Desde entonces, en SC Johnson planificaban que tanto los sectores de procesos y los depósitos debían ampliarse en vista de que la firma iba a entrar en una etapa de conquista de nuevos mercados y por ende aumento de producción. Y comenzaron a afinar el lápiz realizando cálculos financieros con consultas a Rentas (Catastro) para la hipótesis de compra de la propiedades de los vecinos de un área constituida por 3 manzanas a la redonda de la planta Podestá; más los costos para proyectos de demolición masiva de edificios; limpieza de escombros y parquización que incluía la colocación de barrera de arbustos y árboles hasta los límites de la ZONA DE AMORTIGUAMIENTO.

Pero más que los costos financieros totales de esa operación, a la empresa le preocupaba el día después de la ZONA DE AMORTIGUAMIENTO. Es decir, SC Johnson pronosticaba el surgimiento de un reclamo social por parte de quienes quedaron fuera de la ZONA DE AMORTIGUAMIENTO y que para le empresa resultaría una presión insostenible.

Obviedad de obviedades: El temor de SC Johnson no es TERRATOX, ni el gobierno local, ni el provincial o nacional. El temor radica en el reclamo social. Y para quienes puedan estar interesados, reclamo social significa que la población y cada individuo que la integra debe decidirse a poner el cuerpo y pararse con firmeza ante la multinacional. Antes que caiga la noche.

 

Caso Johnson: operativo containers (Parte 6 de 7)

Transcripción de fragmentos del post aparecido en el Blog de Terratox

ANTES QUE CAIGA LA NOCHE: RECLAMEMOS ZONA DE AMORTIGUAMIENTO

Con Planta Podestá de SC JOHNSON constituida como depósito, tiende a ser creíble la opinión generalizada de los expertos cuando afirman que a nivel global la tendencia en la industria química es evitar la coexistencia en un mismo predio de producción y depósito. Es probable que aquello de “La Johnson se va de Podestá” haya sido simplemente una cortina de humo (y de humo, Johnson sabe) para que los jerarcas de la multinacional no se vean obligados a transparentar el hecho de que se muda el proceso productivo y queda, en Podestá, el almacenaje a granel de materias primas y/o productos terminados.

Vienen tiempos de definiciones a nivel político. Con el contundente condicionamiento de que la Family Company mantiene un pie en el distrito y aparenta quedarse acumulando riesgo químico en sus depósitos. Llevarse los containers puede servir para aprovechar ampliando espacios destinados a ser ocupados por áreas de depósitos de sustancias químicas.

Explosiones, fugas tóxicas e incendios son los riesgos químicos asociados a todo depósito de sustancias peligrosas. Especialmente si esos depósitos son de SC Johnson. La historia así lo enseña indiscutiblemente.

Vendrán horas de reclamos por parte de TERRATOX. Pero llegó la hora del reclamo social de todos los vecinos para que se reflote la alternativa de la ZONA DE AMORTIGUAMIENTO.

Caso Johnson: operativo containers (Parte 5 de 7)

Transcripción de fragmentos del post aparecido en el Blog de Terratox

LOS BOMBEROS VIERON Y PASARON

La desaprensión de SC Johnson hacia el público en el montaje de este operativo de retiro de contenedores no fue lo único que percibieron los vecinos dado que apenas empezadas las maniobras fue avistada una camioneta identificada como de Bomberos de Tres de Febrero pasando, por la calle Sargento Díaz al lado de moles tales como el camión semirremolque playo y la grúa telescópica.

Los bomberos pasaron como si nada en dirección a Peschel” dijo una vecina. Aquí todos saben que los bomberitos suelen mostrar un acatamiento del 100% a las directivas de SC Johnson. Muchos recuerdan aquella otra madrugada lejana, la del 10 de setiembre de 2010 cuando se produjo un incendio en la Planta Podestá de SC Johnson y los bomberos llegaron y entraron a la planta con sus móviles con sirenas y luces apagadas. Recomendamos repasar aquella circunstancia.

ALARMAS EN SC JOHNSON

Hoja informativa publicada por TERRATOX con motivo del incidente de alarmas en Planta Podestá de SC JOHNSON & SON de ARGENTINA SAIC.

 

Alarmas en SC Johnson 08.4.14

Bs.As.: INDIO QUÍMICA accidente industrial mayor en Burzaco