Galería

Texto de email enviado a Vial Alfano SA y Good Park SA

email a enviados VA y GP

Transcripción del contenido del email enviado por el editor a ambas empresas:

SRES. VIAL ALFANO SA

Ref.: Los impactos de actividades de VIAL ALFANO SA en Pablo Podestá.

 

De mi mayor consideración:

Quien suscribe es vecino de la zona desde 1988. Soy jubilado docente.

Desde finales de abril y principio del corriente mes de mayo de 2018, la empresa viene desarrollando actividades que provocan molestias en el vecindario, además de cierta grave preocupación que no es infundada como podrán Uds. observar.

Tengo confianza que VIAL ALFANO SA sabrá despejar preocupaciones que tienen sustento en la historia ambiental del predio en que ahora opera, en Pablo Podestá.  Será un verdadero gesto de Responsabilidad Social Corporativa.

A continuación, voy a enumerar los impactos, para después pasar al análisis de los mismos acompañado de testimonio fotográfico georreferenciado de los hechos.

La enumeración de los impactos:

#RUIDOS FUERTES Y MOLESTOS o contaminación sonora.

#REMOCIÓN SUELOS DE LOS CUALES SE DESCONOCE CONSTANCIA DE REMEDIACION.

# DEMOLICIÓN DE EDIFICACIONES (RUINAS) INDUSTRIALES SIN MEDIDAS DE MITIGACIÓN DE IMPACTOS.

#OPERACIONES DE TRASVASE DE SUSTANCIAS PELIGROSAS EN SITIO NO ACONDICIONADO.

#VERTIDOS A LA VÍA PÚBLICA.

 

EL ANÁLISIS DE LOS IMPACTOS:

#RUIDOS FUERTES Y MOLESTOS Por uso permanente de taladros y martillos Hidráulicos. Entiendo que VIAL ALFANO SA debe contar con tecnología con alto grado de insonorización para obtener los mismos resultados en la prestación de su servicio sin generar contaminación sonora en el entorno urbano con las consecuencias negativas que esto provoca en salud y calidad de vida de los vecinos.  Es pertinente y urge que esa tecnología se aplique por razones de convivencia social.

#REMOCIÓN DE SUELOS DE LOS CUALES SE DESCONOCE CONSTANCIA DE REMEDIACION. VIAL ALFANO SA se dedica, entre otras actividades, al despeje de capas superficiales no contaminadas según datos de su CUIT.  PERO NO ME CONSTA EXISTENCIA DE COMPROBANTE FEHACIENTE DE AUSENCIA DE CONTAMINACIÓN DE LAS CAPAS DE TERRENO. Digo esto porque el predio donde están operando tiene antecedentes de contaminación de suelos y napas. Eso consta en el EIA de la trasnacional dueña de ese predio que una vez fue parte de lo que se llamó Planta Podestá. Obviamente, VIAL ALFANO SA debe haber exigido a los administradores del predio, o quizá a los dueños del mismo: el comprobante oficial, fehaciente, que constata que se remedió oportunamente el suelo del predio. Asegurarse que está trabajando en suelo remediado es un problema que debe resolver VIAL ALFANO SA. En cambio, la contaminación que migró, que se extendió fuera de los límites del predio es otro problema que no incumbe a VIAL ALFANO SA. Es una deuda pendiente de los dueños del predio. Teóricamente: Copia de ese documento que garantiza remediación del suelo del predio debería estar en poder VIAL ALFANO SA. Porque eso le permitiría a VIAL ALFANO SA contar con documentación respaldatoria que la habilita a efectuar el despeje de capas superficiales que precisamente no están ya contaminadas o a la remoción de suelos ya remediados. En cambio, no es el caso de la empresa Good Park, que fue contratada por los dueños del predio a los fines de alquilar espacios industriales: todo indica que Good Park lleva meses sin poder encontrar y presentar ese documento ante áreas del Municipio que se lo exigen. Pero debe ser un simple traspapelamiento, el de Good Park, nada más.

# DEMOLICIÓN DE EDIFICACIONES (RUINAS) INDUSTRIALES SIN MEDIDAS DE MITIGACIÓN DE IMPACTOS. Sobre estas ruinas industriales tampoco se conoce que existan estudios específicos con los cuales se compruebe científicamente que las mismas se encuentren libres de contaminantes compenetrados en el material de construcción. Porque la edificación a demoler funcionó por décadas como piletón de tratamiento de residuos especiales.

(VER FOTO): https://1drv.ms/u/s!Ar222SH3A39ZgzzOO57FXItidROb

Este material de construcción potencialmente contaminado puede, al momento de su demolición, dispersarse en el ambiente por acción del viento o de la lluvia si no se aplican medidas de mitigación para evitar la exposición de la población circundante al predio y a distancias considerables. De ser así, no ayuda a la Salud Ambiental de los vecinos. Esto lleva a conjeturar si realmente las metodologías de demolición empleadas por VIAL ALFANO SA en ese lugar son ambientalmente amigables o adecuadas para este caso en particular con sus antecedentes tan nefastos.

#OPERACIONES DE TRASVASE DE SUSTANCIAS PELIGROSAS EN SITIO NO ACONDICIONADO: El mismo camión de transporte de cargas peligrosas de VIAL ALFANO SA patente MOT 350 detectado el 11.05.2018: es la misma unidad que fue avistada el 02.05.2018.

(VER FOTO): https://1drv.ms/u/s!Ar222SH3A39Zgz1lu_xgv_Ysae-r

Ahora, la unidad fue vista dentro del predio donde VIAL ALFANO SA tiene sus maquinarias realizando  operaciones. La unidad ingresó para, supuestamente, abastecer de combustible a las maquinarias. La unidad tiene Placa Naranja  con código de sustancia transportada 1202 (Número  de ONU que identifica a las siguientes sustancias peligrosas: Combustible para motores diésel, Combustóleo, gasóleo, aceite mineral para caldeo ligero). 

(VER FOTO): https://1drv.ms/u/s!Ar222SH3A39Zgzsp0p8NP_e6Eht_

El sector del predio donde fue avistada la unidad de transporte es la antigua Playa de combustible en cuyo subsuelo se extendía “el cementerio”, nombre que los operarios de antaño usaban para el conjunto de tanques con sustancias químicas soterrados allí. Tanques que por diversas causas presentaron fugas que contaminaron suelo y napas.  Ese sector es a todas luces un espacio en contacto directo con la línea municipal y la vía pública que no presenta canaleta perimetral de contención de derrames ( de ocurrir estos, los sustancia peligrosa 1202 saldría a la vía pública si no se despliega a tiempo un dique de contención adecuado). Otro aspecto evidente es que el suelo de ese sector está parcialmente cubierto con contrapiso y el resto ocupado con escombros de demolición de ruinas industriales amontonados sin la cobertura necesaria para evitar dispersión de partículas o percolados al ambiente.  

Es una evidencia de ausencia de prevención de riesgos en el contexto donde se realiza la operación de trasvase de combustible a las maquinarias.

#VERTIDOS A LA VÍA PÚBLICA: También en días recientes, el 02.05.2018 para ser precisos, fueron observados vertidos de tono azul  saliendo a la calle desde el otro sector contiguo a la estructura del piletón de la Planta de Tratamiento de residuos especiales.

(VER FOTO): https://1drv.ms/u/s!Ar222SH3A39Zgz7gsndGmKlvaJ7y

Allí donde VIAL ALFANO SA estaba taladrando con su maquinaria otro contrapiso de asombroso espesor que data de comienzos de este milenio. Debajo de ese gruesísimo contrapiso hay suelo cuyo nivel de calidad desconozco. Volviendo sobre los vertidos que se produjeron desde ese sector, también se desconoce la composición de los mismos y por lo tanto se ignora la concentración de los componentes  y el riesgo que representan. Esta carencia de conocimiento de las sustancias derramadas pudo evitarse si la Unidades de Respuestas Rápidas (URR) del OPDS se hubieran hecho presentes en el lugar de los hechos tras la denuncia ambiental por potencial riesgo químico de los vertidos. De haber asistido al lugar la URR a los fines de investigar en laboratorio las muestras líquidas recogidas in situ,  a esta hora estaría evitando escribir este último párrafo. Los vertidos, QUE PUDIERON EVITARSE MEDIANTE UN DIQUE DE CONTENCIÓN CUALQUIERA SEA COMPOSICIÓN QUÍMICA, por pendiente de las calles, recorrieron Sargento Díaz al 8200.

(VER FOTO): https://1drv.ms/u/s!Ar222SH3A39Zgz9uszb2tt_0MD5e

LLegaron hasta la intersección con Bernardo Metzig.

(VER FOTO):https://1drv.ms/u/s!Ar222SH3A39Zg0DQ1Pu7PDeyCFMh

Los vertidos siguieron curso por esta calle Metzig.

(VER FOTO): https://1drv.ms/u/s!Ar222SH3A39Zg0EkUUU0x5vWIKA4

Los vertidos pasaron frente al Jardín Municipal Pepino 88.

(VER FOTOS): https://1drv.ms/u/s!Ar222SH3A39Zg0IZvp68tk6PGMH3

Los vertidos terminaron su recorrido en la boca de tormenta ubicada en intersección con Av. Presidente Perón.

(VER FOTO): https://1drv.ms/u/s!Ar222SH3A39Zg0NIeQSY-wKYsGYJ

Y de allí, los vertidos empezaron otro recorrido, que ya no fue a cielo abierto sino por el sistema de ductos de redes pluviales, y habrían desembocado en el Arroyo Morón (Siempre y cuando, entre esa boca de tormenta y el Arroyo Morón no existiesen fugas en la estructura de los ductos de desagües pluviales, obviamente).

 

CONCLUSIÓN:

VIAL ALFANO SA DEBERÍA TENER GESTOS CONCRETOS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA, CONSISTENTES EN :

1. CESAR CON LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

2. EXTENDERME UNA COPIA DE LA DOCUMENTACIÓN QUE CERTIFICA FEHACIENTEMENTE QUE:

2.1 EL SUELO, DONDE VIAL ALFANO S.A. OPERA, FUE REMEDIADO.

2.2 EL MATERIAL DE LAS RUINAS INDUSTRIALES FUE SOMETIDO A ESTUDIOS QUE AVALAN QUE NO ESTA IMPREGNADO DE CONTAMINANTES PELIGROSOS.

Después de llamar ayer al teléfono de VIAL ALFANO SA, y explicar a grandes rasgos lo que planteo aquí, me respondieron negando que la empresa esté operando en Pablo Podestá. Cuando mencioné las fotos, me recomendaron que me comunique vía correo electrónico con los dueños.

Eso es todo, por el momento.

Los saludo cordialmente, a la espera de una rápida y fehaciente respuesta que lleve a solucionar lo planteado.

(El contenido de la presente llega también a GOOD PARK. El contenido de la presente aparecerá publicado en mi blog TERRATOXNEWS https://terratoxnews.wordpress.com/)

A las 02:27 del 12.05.2018

 

NINGUNA DE LAS EMPRESAS RESPONDIO HASTA EL MOMENTO.

 

 

Galería

SITUACION DE DESASTRE EN TRES DE FEBRERO TRAS EL TEMPORAL

EL MUNICIPIO FUE INCAPAZ DE AFRONTAR CON RECURSOS PROPIOS EL SALDO DEL TEMPORAL DEL 16/12/2017 QUE SE TRADUJO EN: “LA CAÍDA DE 96 ÁRBOLES Y 37 POSTES ELÉCTRICOS Y LA VOLADURA DE 22 TECHOS DE VIVIENDAS” . ESA INCAPACIDAD DEFINE UNA SITUACIÓN  DE DESASTRE.

Añadimos aquí vía URL dos de las imágenes que publicó en su web el gobierno local.

 

“…La magnitud del temporal y sus consecuencias excede la capacidad de respuesta de un gobierno local, por lo que Valenzuela solicitó la colaboración de los equipos de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires y de Morón…”

La frase entre comillas no dice expresamente “SITUACION DE DESASTRE”, pero lo sugiere cuando en realidad estamos en tiempo y en contexto de mensajes directos. Fue publicada en la sección NOTICIAS de la web oficial del Municipio de Tres de Febrero, bajo el título: TODO EL EQUIPO DE EMERGENCIAS EN LA CALLE LUEGO DEL TEMPORAL.

DEFINICIÓN DE DESASTRE

El  “Vocabulario Controlado Sobre Desastres” publicado por el CRID (*), que consulté el día de hoy 20/12/2017 a las 10:28 define DESASTRE  de la siguiente manera:

DESASTRE:
Situación o proceso social que se desencadena como resultado de la manifestación de un fenómeno de origen natural, socio-natural o antrópico que, al encontrar condiciones propicias de vulnerabilidad en una población y en su estructura productiva e infraestructura, causa alteraciones intensas, graves y extendidas en las condiciones normales de funcionamiento del país, región, zona o comunidad afectada, las cuales, en muchos casos, no pueden ser enfrentadas o resueltas de manera autónoma utilizando los recursos disponibles a la unidad social directamente afectada. Estas alteraciones están representadas de forma diversa y diferenciada, entre otras cosas, por la pérdida de vida y salud de la población; la destrucción, pérdida o inutilización total o parcial de bienes de la colectividad y de los individuos, así como daños severos en el ambiente; requiriendo de una respuesta inmediata de las autoridades y de la población para atender a los afectados y reestablecer umbrales aceptables de bienestar y oportunidades de vida.
Fuente: Lavell, A., et al. (2003). La gestión local del riesgo: nociones y precisiones en torno al concepto y la práctica. Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC), PNUD.

Cualquier lector puede acceder a esta definición en el enlace:  http://www.cridlac.org/vcd/files/page155.html.

LA PRÁCTICA DE COMUNICAR EVITANDO EL TÉRMINO “DESASTRE”.

Hay una responsabilidad estatal en mencionar el término DESASTRE, de forma directa, con franqueza, sin cautelas que pueden resultar peligrosas  -porque no informan y no educan-. Usar el término DESASTRE en la comunicación oficial ayudaría a la ciudadanía para que asuma socialmente que el distrito está en contexto de ocurrencia de DESASTRES  (en este caso: un temporal, pero  mañana quizá una emergencia química en las calles o un accidente industrial mayor o la caída de un avión, etc. o la mezcla de todas o algunas de esas u otras hipótesis).

Y el uso del término DESASTRE no necesariamente produce alarma pública si se aplican las técnicas correctas de Comunicación de Riesgos. Hacerlo sería un indicador de que política y socialmente empezamos a incorporar a nuestra vida diaria comunitaria e individual los valores de una cultura de la Prevención de Riesgos de Desastres.

Pero eso no es algo común y estamos todavía, más bien, lejos en Argentina, o en los Municipios, y el de Tres de Febrero no es la excepción como puede observarse.

Pero evitar el término DESASTRE y sus consecuencias derivadas no es cualidad exclusiva de las comunicaciones del gobierno local.  Es significativo que sólo dos grupos de la red social Facebook hallan permitido al responsable de este blog reproducir lo publicado por TERRATOX en cuanto a que el temporal  incrementó el riesgo de contaminación del agua. Son: el grupos públicos: “Vista Flores: Una ventana abierta al público” y Partido 3 de Febrero – Denuncias de Vecinos –; y el grupo cerrado: “EFEverde“. Los administradores de otros grupos de Facebook vinculados a cuestiones relativas al distrito Tres de Febrero no lo han publicado aún cuando en realidad deberían ser los principales interesados en publicar.

Si comunicar evitando el término DESASTRE es la práctica extendida, entonces como sociedad reunimos las condiciones necesarias para ser las víctimas perfectas  de un DESASTRE. Sea éste de origen “natural” o antropogénico (provocado por el hombre).

 

TRANSCRIPCION DE LA NOTICIA PUBLICADA POR EL MUNICIPIO DE TRES DE FEBRERO

El temporal del sábado por la noche, que afortunadamente no dejó heridos, generó daños en todos los barrios: caída de árboles, cables y postes y voladura de techos. Los equipos de Defensa Civil, Desarrollo Urbano, Bomberos y Desarrollo Humano están desde ese momento trabajando en la calle para brindar asistencia, priorizando los casos más urgentes para atender cada necesidad lo antes posible.

Durante todo el domingo los dispositivos de emergencia estuvieron en todos los barrios con los móviles y herramientas que se adquirieron este año para estas situaciones, y continuarán trabajando al 100 por ciento aproximadamente por dos semanas hasta que se normalice la situación. El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, está recorriendo desde el domingo las zonas que registraron más inconvenientes. La magnitud del temporal y sus consecuencias excede la capacidad de respuesta de un gobierno local, por lo que Valenzuela solicitó la colaboración de los equipos de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires y de Morón, jurisdicciones también afectadas también por la situación.

Desde el sábado a las 22 horas los móviles de Acción Social recorrieron los barrios para atender a las familias con situaciones más urgentes, como aquellas que debieron ser evacuadas por daños graves en sus viviendas. Se entregaron colchones y frazadas, y se está organizando la entrega de chapas, tirantes y membranas para los casos que así lo requieran.

Los vientos fuera de lo habitual, que superaron los 100 km/hora provocaron hasta el momento la caída de 96 árboles y 37 postes eléctricos y la voladura de 22 techos de viviendas. La Municipalidad recomienda a la población mantenerse a distancia de los vallados y evitar las zonas donde hay riesgo de caída de ramas porque siguen siendo potencialmente peligrosas. Para dar aviso por daños relacionados con el temporal, comunicarse al 103 (Defensa Civil).

Fuente: Sección NOTICIAS de la página web de Municipalidad de Tres de Febrero
(consultada el 20/12/2017)

 

NOTA

(*) ¿Qué es el CRID?

El Centro Regional de Información sobre Desastres (CRID) es una iniciativa patrocinada por seis organizaciones que decidieron mancomunar esfuerzos para asegurar la recopilación y diseminación de información disponible sobre el tema de desastres en América Latina y el Caribe.

Estas organizaciones son:

•Organización Panamericana de la Salud – Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

• Naciones Unidas, secretaría de la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres. (ONU/EIRD).

• Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias de Costa Rica (CNE).

• Federación Internacional de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y Media Luna Roja (FICR).

• Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC).

• Oficina Regional de Emergencias de Médicos sin Fronteras (MSF).
(FUENTE: http://www.cridlac.org/esp_que_es_el_crid.shtml)

Galería

Ciudad de Campana podría respirar olores y humos de AXION ENERGY

AXION ENERGY ARGENTINA SA Campana Evento II 16.11.2017.PORTADA ALERTA

LAS DELICIAS DE PODER ENFERMARSE EN LIBERTAD. PUEDEN RESPIRAR TODO LO QUE QUIERAN. PERO NO SABRAN A QUÉ CONTAMINANTES PODRÍAN EXPONERSE.

Galería

Cementos Avellaneda SA se desubicó y apareció en una plaza en Mapa de Alertas

cemento avellaneda error mapa alerta

Al menos, en su página web, Cementos avellaneda sabe dónde ubicar su fábrica en Olavarría.

Quedó para la historia. La empresa Cementos Avellaneda SA tuvo un evento anexo I y lo informó de acuerdo a la Resolución del OPDS 3722/16. Hasta allí, todo bien. Pero parece que el técnico de Cementos Avellaneda encargado de ubicar la fábrica en el mapa de alerta, vaya uno a saber por qué…. la ubicó en medio de la Plaza Olavarría.

Es decir, Cementos Avellaneda SA, según quedó indicado en el Mapa de alertas del OPDS está en medio de una plaza.

Mientras ese disparate de georreferenciación quedaba como un obsequio que Cementos Avellaneda SA le deposita al OPDS en la gran categoría de bochornos ambientales históricos (y OPDS como si nada), si a alguno de Uds, queridos lectores, le preguntan dónde queda la fábrica de Cementos Avellaneda en Olavarría, respondan lo siguiente:

“Queda a 12 o 13 km de Plaza Olavarría, en la Calle Paraje San Jacinto sin número”.

Pregunta final: Si en Cementos Avellaneda SA no saben ubicar un punto en un mapa, ¿Sabrán explicar con exactitud milimétrica el evento del Anexo I….?

La empresa salió del mapa hoy 7 de noviembre y volvió hoy mismo para quedarse hasta el 11 de noviembre de 2017.

Veamos si logra domar la georreferenciación, esta vez.

 

 

 

Galería

Salta: El indiscutible impacto brutal de las industrias y de un basural colapsado

Terratoxnews recomienda conocer antes de la lectura del post:

Datos de seguridad de PLOMO,

Datos de seguridad de COBRE,

Datos de seguridad de NITRITOS,

Datos de seguridad de CINC

cuencaAriasArenales

Cuenca Arias – Arenales: ¿quién se hace cargo de la contaminación?

El CIF confirmó la presencia de metales pesados en el cauce que atraviesa la ciudad, mientras la Provincia, la Municipalidad y las empresas privadas se pasan la pelota sobre jurisdicción y responsabilidades.

Son poco más de 16 kilómetros de río que atraviesan el ejido urbano salteño, una arteria moribunda a cielo abierto, con cauce diminuto en la temporada seca y que se desborda sobre los barrios bajos en los meses de lluvias. La cuenca Arias – Arenales, que recibe los efluentes cloacales de más de 600.000 personas, es también destino final de toneladas de desechos clandestinos -siempre contaminantes- volcados por algunos de esos miles que se amparan en el descontrol del Estado. Y en las orillas del sur de la ciudad, las que están bien lejos de las postales turísticas, el río acusa el impacto brutal de las industrias y de un basural colapsado que cada día recibe 800 toneladas de residuos sólidos.

Hace un mes, el Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) del Ministerio Público dio a conocer los resultados de un análisis de contaminación ordenado por el fiscal Federico Jovanovics: en el agua superficial y sedimentos encontraron cobre, nitritos, cinc en “valores muy preocupantes”.

“Antes del canal Tinkunaku ya tenemos valores de plomo por encima de lo normal. En lo que hace a los sedimentos, no tenemos parámetros, nos basamos en normas de Canadá, y estamos en valores admitidos. Hay que ver qué pasa en el Río Ancho, que antes de llegar a San Javier ya tenemos valores altos de aluminio” (Alfredo Fuertes, secretario de Recursos Hídricos de la Provincia)

Estos metales pesados llegan al río por los lixiviados sin tratar de la basura acumulada, baterías, pilas, motores, desechos industriales y químicos. Lixiviado es el líquido que se produce cuando la humedad de lluvias o condensaciones se cuela por materiales sólidos, y arrastra con ella parte de esos materiales que atraviesa. Cuando llega a la tierra desnuda, esa contaminación se filtra hasta las napas subterráneas, se mueve debajo de la tierra y puede llegar a los ríos cercanos o contaminar las reservas acuíferas.

Cuando ingresan al cuerpo a través del agua, del aire o la piel, esos metales no pueden eliminarse nunca más. Dentro del organismo pueden causar desde alergias y problemas en la piel hasta cáncer, patologías nerviosas o malformaciones.

MAPA

AGUAS TURBIAS

Por todo esto, y por los costos políticos y económicos que implica remediar el daño ambiental y sanitario provocado, nadie quiere ser responsable de la contaminación y los funcionarios se aprenden de memoria las normas, leyes y regulaciones que mejor explican que la papa caliente le corresponde al vecino.

“No se hizo un plan general de control del río. Hay organismos de la provincia que podrían haberlo hecho. Todos los monitoreos y análisis en los pozos, no muestran que exista esta contaminación desde las operaciones del relleno. No se trata de defender a una empresa o a la otra” (Federico Casas).

El medio ambiente salteño, que debe ser protegido desde el poder ejecutivo a través de su ministerio de Ambiente y Producción Sustentable, reparte entre sus secretarías el control y la salud de la tierra, el aire y el agua donde vivimos. Irene Soler, a cargo de Ambiente, habla de jurisdicciones, de responsabilidades, argumenta que no hay ningún fallo judicial que confirme la existencia de contaminación y señala que la salud del río le corresponde a la secretaría de Recursos Hídricos, que del basural se encargan los municipios y cita a la Ley 7070 para explicar por qué los metales pesados en el agua no tienen nada que ver con su área.

“Hay un código de aguas y el primer artículo dice que la protección de aguas superficiales, subterráneas y diques corresponde a la secretaría de recursos hídricos”, dice la funcionaria a LA GACETA. “No tenemos los análisis del CIF para decir que existe la contaminación. Dicen que hay cobre, nitritos y cinc en niveles superiores a los que se marcan como valores guía para la vida acuática. También hay otros valores para la actividad recreativa, o el consumo de agua potable. Los más exigentes son para vida acuática, esos son los superiores”, dice. Para pasarlo en limpio, la secretaria de Ambiente considera que la contaminación existe solamente para la vida acuática, pero no para el consumo humano o para actividades recreativas.

“El Estado provincial se muestra impotente para resolver el tema. Estamos hablando de metales pesados, que es muy grave y no queremos llegar a las consecuencias más graves cuando hay cáncer y retraso madurativo” (Gabriela Cerrano)

Algo similar afirma Alfredo Fuertes, responsable de Recursos Hídricos, pero que sin embargo considera posible que los valores encontrados pueden ser todavía mayores en el estudio realizado por el CIF y se muestra un poco más preocupado por el asunto.

“Antes del canal Tinkunaku ya tenemos valores de plomo por encima de lo normal. En lo que hace a los sedimentos, no tenemos parámetros, nos basamos en normas de Canadá, y estamos en valores admitidos. Hay que ver qué pasa en el Río Ancho, que antes de llegar a San Javier ya tenemos valores altos de aluminio”, dice, pero aclara que su secretaría -en la que trabajan solamente cinco personas y debe monitorear el agua de toda la provincia- no tiene laboratorio capaz de analizar la presencia de metales pesados en el agua. Fue la denuncia penal la que movilizó los recursos para poner en marcha el análisis exahustivo de la cuenca.

Según los resultados, el sector está contaminado desde el canal de Tinkunaku hasta la unión del Arenales con el Río Ancho. “El vertedero es un factor de contaminación, porque frente a San Javier nos dieron valores por encima de lo permitido”, asegura.

Desde el área de ambiente de la Municipalidad, Federico Casas respalda la posición de Agrotécnica Fueguina, concesionaria del vertedero, y asegura que los monitoreos que se realizan cada tres y cada seis meses -también con el laboratorio Induser- dan siempre valores normales.

El procedimiento es, sin embargo, un tanto discutible. En Induser, Darío Benítez cuenta a LA GACETA que los análisis que realizan en el vertedero son “lo que pide el cliente”, que las muestras de agua “se toman de los pozos que nos indica el cliente”, y dice desconocer la representatividad de las muestras en lo que a contaminación posible respecta. “No somos consultores ambientales. Hacemos lo que el cliente nos pide y si esos pozos testigo son suficientes o no, escapa a nuestro criterio. Nosotros sacamos las muestras y las analizamos, nada más”, dice.

Los resultados se entregan a la Municipalidad y no hay otros controles sobre el predio. “Todos los análisis que hacemos ninguno nos muestra objetivamente que se hayan superado los parámetros admisibles, por lo tanto no tenemos pruebas fehacientes de contaminación. El CIF ha sido muy claro cuando informa que el ingreso de metales pesados es en una muestra de agua tomada aguas arriba del vertedero”, dice Casas y con ese único dato, el de que se trate de muestras río arriba, le alcanza para estar convencido de que la contaminación no es responsabilidad del vertedero.

“Si tenés una muestra contaminada aguas arriba, eso va a persistir aguas abajo hasta que llegue a la desembocadura. El problema es donde ingresa la carga de contaminación”, agrega. “Aguas arriba del vertedero está la planta depuradora de Aguas del Norte, entonces uno infiere que trae un importante aporte de materiales desde ese sector y es ahí donde hay que focalizar todos los estudios”, señala desde el corner, con la pelota ya cabeceada al ejecutivo provincial.

“No se hizo un plan general de control del río. Hay organismos de la provincia que podrían haberlo hecho. Todos los monitoreos y análisis en los pozos, no muestran que exista esta contaminación desde las operaciones del relleno. No se trata de defender a una empresa o a la otra”.

AMPARO EN SUSPENSO

El nombre de Fuertes es uno de los que figura en la denuncia penal que presentaron hace un año legisladores del Partido Obrero y vecinos de la zona afectada por la contaminación, en contra de su persona y también contra Miguel Isa, Gustavo Sáenz, los hermanos Darío y Oscar García, responsables de Agrotécnica Fueguina.

Luego de la denuncia, hace un mes también se presentó una solicitud de amparo ambiental ante el juez Marcelo Domínguez, por las mismas causas. Cristina Foffani es una de las demandantes y cuenta a LA GACETA que el objetivo es emplazar a Sáenz a tomar medidas para proteger a los vecinos.

El objetivo central del pedido es detener la contaminación generada por el Vertedero San Javier, al que señalan como el principal factor de daño ambiental. “El intendente tiene que garantizar todas las medidas para que haya una cuarta trinchera, impermeabilizarla y disponer mediante relleno sanitario, captar los lixiviados, los gases y cumplir con la ordenanza 3276 que exige que en tres años se realice la totalidad de la separación en origen, en el 100% de los barrios”, dice la concejala y enumera cuatro estudios que prueban la contaminación: los análisis del CIF, la tesis doctoral de la bióloga de la UNSa Laura Lamas, las auditorías del doctor en Medio Ambiente Lucas Seghezzo y los análisis de Induser realizados por la secretaría de Fuertes.

“Ya está demostrado que el río está contaminado con los efluentes cloacales de Aguas del Norte, con directa responsabilidad de la provincia que no realiza monitoreos, además de ser responsable de Aguas del Norte”, dispara y la senadora Gabriela Cerrano completa la lectura política desde su posición: “el Estado provincial se muestra impotente para resolver el tema. Estamos hablando de metales pesados, que es muy grave y no queremos llegar a las consecuencias más graves cuando hay cáncer y retraso madurativo”, dice. “Creo que de fondo no hay voluntad política para ir a fondo, ni desde la provincia ni del municipio. Sáenz sabiendo de esta situación le renovó el contrato a Agrotécnica Fueguina, entonces se trata de un beneficio directo a una empresa amiga, no hay otro motivo para que aun contaminando le renueven el contrato”.

Celina Alberto y Mercedes Mosca

14.10.2017

FUENTE: lagacetasalta.com.ar