Soy Ángel Navarro, editor de este blog. En este Tiempo de Testamento trataré de contar, de vez en cuando, partes de mis memorias de la lucha ambiental y sanitaria emprendida en la localidad de Pablo Podestá desde 1999 contra la trasnacional SC Johnson & Son de Argentina SAIC.

 

inti
 

Imagen ilustrativa

 

Años atrás. Sonó el teléfono en una  oficina del INTI, área de servicios por contaminación de suelos. Atiende, quien era por entonces, su responsable.

-¿Quién habla?

– Ángel Navarro de TERRATOX.

-¿TERRA qué?

-TERRATOX. O sea: Tierra Tóxica.

-¿Qué es eso?

-Una asociación de víctimas ambientales.

-¿Por qué tema llama?

-Por un expediente vinculado a remediación de suelos.

-Puede ser más específico?

-Claro. Un expediente iniciado por un área del Municipio de Tres de Febrero.

-Hum. .. No tengo datos de que ese Municipio tenga un expediente por lo menos en esta oficina. Y todo lo que ingresa a esta oficina pasa por mis manos.

-Teníamos información off the record de que Obras Públicas de ese Municipio había solicitado al INTI que se haga cargo de la remediación de suelo en una localidad: Pablo Podestá.

-Negativo. …. Es común que Municipios encarguen estudios o trabajos al INTI ¿Por qué el interés en saber por parte de Uds.?

-Porque TERRATOX planteó la alerta ante el Municipio de que el suelo en esa zona la localidad estaba contaminado. Que había que sanear el suelo en la zona. Y que recién entonces se proceda a realizar las obras de remoción de suelo o zanjeos para  la instalación de la red cloacal.

-¿Por qué plantean la alerta?

-Porque el  suelo de ese lugar, en el estado en que se encuentra ya trae problemas, y no tiene que ser removido de ninguna manera por obras de excavación o zanjeos, para no agravar aquellos problemas.

-¿Por qué?

-Porque agregaría, como ya le dije, consecuencias negativas para la salud de los pobladores…. Y, la verdad,  me extraña que yo tenga que explicarle esto… se supone que Uds., que son los técnicos, saben.

-Se refiere a contaminación de origen industrial.

-Sí, específicamente, causada por la empresa SC Johnson & Son de Argentina SAIC.

-Si me deja una forma de contacto puedo llamarlo a Ud. En caso de que el Municipio ingrese un pedido al INTI para remediar la zona.

-Más que saber si el Municipio ingresa o no ingresa el trámite, lo más importante para nosotros es conocer si desde el Municipio las cosas se plantean íntegramente, sin fragmentar la historia.

-¿A qué se refiere Ud. Con “fragmentar la historia”?

-Me refiero a que no cuenten la mitad de la historia. Porque si desde el Municipio van al INTI y cuentan la historia como tuertos pueden hacer que el trabajo de Uds. carezca de datos fidedignos, verídicos. Y por lo tanto no basado en la realidad de los hechos.  ¿Me entiende?

-No. No del todo.

-Me refiero a que en la historia completa de todo el caso Johnson  no pueden faltar los accidentes industriales, por sólo darle un ejemplo.

-¡¡¡Un momento. Un momento!!!. ¿Ud. me está hablando de accidentes industriales mayores?

-Exacto. El de 1994 con escape de ácido metacrílico inhibido, el incendio del galpón de materias primas en 1999, el otro incendio en el depósito de productos terminados en el 2004. Por eso es importante que se cuente todo. Le puedo hablar de mil cosas más. Como la situación toxicológica de la gente en el barrio, en los alrededores de la planta. O, el tema de…

-¡¡¡No. No. No¡¡¡. Mire, esto se pudrió todo. Porque aquí el expediente no informa nada de lo que Ud. Afirma. Esto no va a funcionar. No va a haber contrato. Porque todo esto es para un pleito. Porque si el INTI se mete en esto habrá un pleito en puerta. Y al INTI eso no le conviene.

-Bien. Por lo que acabo de escuchar,  tenemos que: si en el expediente a Uds. no le informan nada de todo esto, entonces quiere decir que el Municipio ya anduvo por allí y tomó contacto con Uds. Y contando las cosas color de rosa, obviamente, como siempre que se trató de SC Johnson. Pero, ya es importante que el Municipio ingresó el pedido.

-Mire. No se a qué apuntan Uds. Con todo esto.

-Si no sabe, se lo hago saber. Apuntamos a que nada quede tapado. A eso apuntamos. A que la gente sepa que la empresa Johnson, por más que se vaya de Pablo Podestá sigue enfermando a más de medio mundo que viva expuesto en la zona. Por eso hay que remediar.

-Pero ¿Para qué se les ocurre salir a agitar la bandera de los sitios contaminados y que hace falta remediar?

-Para que la gente lo sepa y conozca las consecuencia de vivir donde están viviendo.

-Ud. Habla de la gente, que la gente conozca. Pero Uds ¿Saben, conocen, lo que está en juego aquí. Lo que se invierte?

-¿Inversión para hacer conocer la realidad de los sitios contaminados?

-No me venga con juegos de palabra. Sabe que me refiero a los millones de pesos que están puestos  aquí en esto y se viene a pudrir todo por culpa de Uds.

-Ah. Bueno. Las víctimas son los culpables ¿No es así?

-Lo que pasa es que Uds. no tienen ni idea de la cantidad de estudios que hace el INTI para Municipios de todo el país y se pueden llevar a cabo miles de obras públicas que benefician muchísimas personas. Obras públicas que necesitan de remoción de suelos de sitios que están todos contaminados y la gente no sabe nada. Y las obras se llevan a la práctica. ¿Y…? ¿Cuál es el  problema?

-El problema es que Uds. lo saben y la gente no. La cosa es simple: Ud. ve el asunto desde el cargo que ocupa y yo veo las cosas desde el lugar de la víctima ambiental. Y las víctimas tienen derecho a saber por qué razón son víctimas o pueden llegar a serlo ¿Y Ud. Sabe decirme quién se encarga de atender las consecuencias sanitarias que va a padecer la gente después de remover tierra en esos lugares contaminados?

-Mire, no veo sentido continuar hablando de esto. ¡¡¡Clic!!! (Corte de comunicación).

 

 

El Municipio no pudo contratar al INTI. En 2013 tuvo que recurrir a un simple estudio de suelo realizado por AySA. La conclusión a la que llegó el Informe de AySA indica que las concentraciones de todos los compuestos químicos detectados en el suelo no sobrepasan los niveles guía fijados por la ley nacional. Sin embargo,  la tabla de resultados de ese mismo Informe de  AySA,  indica lo contrario con relación a, al menos,  5 componentes peligrosos presentes en el suelo de Pablo Podestá.

Ángel Navarro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios