27.8.2014
TERRATOXNEWS. Pablo Podestá. –  En TERRATOX temen incremento de impactos sanitarios por remoción de tierra contaminada. Reclaman intervención sanitaria preventiva.

Ocurre que AySA inició excavaciones en Zona Johnson ayer en horas de la mañana. Son actividades de instalación de desagües cloacales de la empresa proveedora de agua corriente para Ciudad de Buenos Aires y 17 Municipios bonaerenses.
AySA entró a operar en área de riesgo para la salud de la población  y aquí publicamos la nota inicial del Expediente 42598 / T 2014 dirigida por TERRATOX a la Secretaría de Salud Pública del Municipio de Tres de Febrero.

Transcripción:……………………………………………………………………………………………………………………………….

Pablo Podestá, 27.8.2014

Municipalidad de Tres de Febrero
Secretario de Salud Pública
Dr. Don Domingo Jorge Collia

Ref.: Acción sanitaria preventiva:
Señales de alarma y Puestos sanitarios móviles

VEMOS QUE:

Desde la mañana de ayer  26.8.2014, en la calle Sargento Díaz, en el tramo comprendido entre Av. Márquez y Los Poetas, se están efectuando obras de zanjeo en zona considerada sitio contaminado. Tal sitio abarca como mínimo un radio de  3 manzanas en torno al predio de SC JOHNSON & SON. Sostenemos íntegramente lo expresado y documentado en anteriores notas y a las cuales remitimos.

Las obras mencionadas son para instalar la red de desagües cloacales en una zona que hemos venido denunciado como área de riesgo para la salud de la población. O en otras palabras, una zona con pasivos ambientales a la espera de remediación. Este proyecto de infraestructuras de saneamiento es llevado a cabo por AySA (Aguas y Saneamientos Argentinos S.A.);  el Ministerio de Planificación Federal , Inversión Pública y Servicios y otros entes. Pero, para TERRATOX, sea quien sea que lo lleve a cabo debió esperar que se proceda a remediar la zona en cuestión para no afectar a la población con excavaciones en suelo contaminado.

La propia empresa AySA, en sus Estudios de Impacto Ambiental  (EsIA) para sus proyectos de expansión de redes de agua corriente o cloacales, menciona y enumera efectos negativos de la etapa constructiva. Por ejemplo, con relación al suelo, AySA reconoce que “ciertas acciones pueden producir contaminación”. A modo de ejemplo, AySA cita las siguientes acciones que pueden contaminar: excavaciones; movimientos de maquinarias pesadas; disposición temporaria de grandes volúmenes de insumos, tierra, residuos y/o escombros, trabajos de demolición, etc.
Respecto a esto, los Estudios de Impacto Ambiental de AySA agregan: “Los efectos que puedan producirse en estos casos serán negativos, de intensidad media o alta, de alcance local, de incidencia directa, carácter eventual y la duración de sus efectos será temporal”. 

 

JUZGAMOS QUE:

TERRATOX ya dio suficientes advertencias acerca del incremento del riesgo ambiental y sanitario que se puede desatar mediante acciones como la remoción de tierra contaminada. TERRATOX dejó suficientemente documentada la necesidad de remediación ambiental del terreno que ocupa la planta SC JOHNSON & SON hasta abarcar un área de 300 metros alrededor de ese establecimiento industrial.

Incluso la propia empresa AySA reconoce los efectos negativos que se derivan de la etapa constructiva de sus proyectos de expansión de servicios. Los estudios de AySA aceptan que: Durante la etapa constructiva los únicos impactos sobre la salud pública que eventualmente pueden  producirse estarán relacionados con la emisión de material particulado, olores y/o ruidos. Y luego, reconocen que: “la salud pública puede verse afectada por: … El depósito transitorio de tierra y residuos sólidos, que si no se encuentran debidamente acopiados ya sea por lixiviado, arrastre, o voladuras pueden ocasionar afecciones en las vías respiratorias y en la piel de ocasionales transeúntes y/o vecinos”.   Entonces, es lógico considerar que esos efectos negativos que señala AySA pueden elevarse a niveles insospechados cuando actividades tales como excavaciones se realizan en sitios contaminados.

En razón del escenario contaminado, las actividades de zanjeo o excavaciones; movimientos de maquinarias pesadas; disposición temporaria de grandes volúmenes de insumos, tierra, residuos y/o escombros, trabajos de demolición, etc. producirán la aparición de polvo contaminado que invadirá el ambiente.  El polvo contaminado tiene poder para impactar en la salud del vecindario del lugar. Por lo tanto, surge una alta probabilidad de aparición de sintomatologías relacionables con cuadros de exposición a residuos peligrosos de origen industrial que están contaminando el suelo en torno a la planta Johnson. El polvo estará impregnado de esos residuos peligrosos. El polvo no sólo está en el aire. Puede viajar y depositarse en el piso de casa, muebles, ropa, juguetes, enseres de cocina, alimentos, etc.  Los contaminantes presentes en el polvo pueden ingresar al organismo de las personas por tres vías: por vía oral, por vía dérmica; por vía inhalatoria.

 

RECLAMAMOS QUE:

1º.-  Se informe a la población local sobre el modo de identificar señales de alarma.
De tal modo que la gente conozca cuáles son los síntomas o efectos agudos por exposición a contaminantes ambientales y que todos sepan a dónde acudir en caso de emergencia para ser atendidos. Especialmente aquellas familias que cohabiten con menores, ancianos, embarazadas, enfermos y/o discapacitados.

2º.-  Se instalen, en la zona de riesgo, puestos sanitarios móviles y que la población en riesgo sea informada suficientemente de ello.
El contexto justifica una  intervención preventiva. El más mínimo respeto al derecho a la Salud exige que el Estado esté preparado ante una probable demanda de atención por parte de víctimas de impactos negativos de las actividades de zanjeo.
Los puestos sanitarios móviles deberán estar integrados con toxicólogos ambientales o en su defecto con personal médico en interconsulta permanente con Centros de información Toxicológica. Sería deseable que los puestos  permanezcan in situ, preventivamente, mientras las actividades de zanjeo se realicen.  Y que estén disponibles extendiendo su permanencia si la situación así lo exige.

La presente nota consta de 4  hojas. Incluye imágenes -en hoja 4- de las actividades de zanjeo.

Sin otro particular, lo saludo muy atte.

ÁNGEL RODOLFO NAVARRO
Presidente
DNI 12747062
SGTO DÍAZ 8327 (1657) Pablo Podestá PBA

 

Fin de transcripción……………………………………………………………………………………………………………………………

 

Anuncios