El marxista Pino Solanas se reunió con otro: el Papa Francisco I. 

El visitante  no pretendía conocer de espiritualidad. El humilde dueño de casa y ocupante del puesto 4 en ranking de la revista Forbes, tampoco es muy entendido en espiritualidad o, por lo menos, tiene una concepción gastronómica del asunto. Así que ambos declararon que el tema de charla fue otro: el acuerdo que realizó YPF con la petrolera norteamericana Chevron. 

Solanas habló pestes del desempeño ambiental de Chevron (en otro país), pero nada manifestó respecto al comportamiento ambiental de YPF (en su país, Argentina).

Solanas se refirió, sin embargo, a su país diciendo, no sin verdad, que: “regiones enteras están sufriendo los efectos de la contaminación y sus comunidades viven en un total desamparo”.  Lo extraño es que Solanas no vinculó a YPF como responsable, en alguna medida, con esta tremenda situación ambiental. Uno de los ejemplos del rol que compete a YPF en ese coctel  de contaminación y desamparo se da en la localidad neuquina de Loma de La Lata, donde antes y después del paso de YPF a manos españolas, se encuentran huellas de contaminación. Un pasivo ambiental heredado de los anteriores dueños que al  no ser remediado hasta la fecha, constituye a  YPF estatizada en contaminadora.

Solanas se pone dramático y acusa a Chevron de eliminar “decenas de pueblos originarios” en el extranjero.  Pero nada menciona de la situación que desde antaño vienen padeciendo los mapuches a causa de las petroleras en Neuquén, Argentina.  Y es que el pasivo ambiental allí existe. Aunque los mapuches no sean originarios sino una etnia advenediza en nuestro territorio y a pesar de que sus recientes protestas se deban a un rebrote de sus intentos secesionistas  alimentados por el hallazgo de 927 millones de barriles de petróleo no convencional en Loma de La Lata.

Finalmente el político ambientalista Don Fernando Pino Solanas expresó que: 

“En las regiones petroleras no pueden tomar el agua de sus pozos y aguadas porque las napas están contaminadas con hidrocarburos…”,

Y exactamente allí, con esa frase, nos dimos cuenta que este tipo nació para ocultador. El viejo político que oculta con su discurso que la contaminación con hidrocarburos y la imposibilidad de usar el agua de los pozos trascienden las “regiones petroleras”. Allí Chevron no tiene el monopolio de la contaminación con hidrocarburos. En cambio, en otros casos, YPF sí, como ya mencionamos.

Porque los hidrocarburos están en el suelo y en las napas, aquí, en el Gran Buenos Aires y en más de uno de los 135 municipios bonaerenses. Eso es conocido por Solanas.

También conoce lo que hizo SC Johnson: empresa estadounidense que a lo largo de los años desparramó hidrocarburos en las napas y el suelo. No es un ambientalista mal informado o desinformado porque le hemos  enviado  periódicamente vía email las novedades surgidas con motivo del mal desempeño ambiental de la firma norteamericana en la localidad de Pablo Podestá Tres de Febrero.

Obviamente que el correo electrónico, en ese caso, constituye la única vía de conocimiento que tiene Solanas de lo relativo al sitio contaminado por SC Johnson. El añoso político no podía cargar la responsabilidad de informar acerca del caso Johnson sobre  sus militantes que estudian en la Universidad de Tres de Febrero e integran la agrupación estudiantil “La Herramienta”. La acción más  denodada que distinguió a La Herramienta” en materia ambiental fue su declaración de rechazo a la megaminería. No se podía esperar otro nivel de conciencia, compromiso y libertad  en chicos estudiando en una universidad nacional sponsoreada en muchos aspectos (especialmente carreras ambientales) por SC Johnson & Son de Argentina SAIC

Entonces Solanas no habla como ambientalista necio adjudicando  esclusivamente a las regiones petroleras la contaminación de napas con hidrocarburos.  Solanas habla como un ambientalista ocultador.

Su interlocutor, el Papa Francisco I, sabe acerca de SC Johnson, y a su manera también él opera como ocultador de periferas ambientales. Tampoco va  a permitir a Solanas que aborde ese tema, respondiéndole como suele responder todo progre que se precie : “Quién soy yo para criticar a SC Johnson”. Tal como Solanas lo demuestra con YPF, sin mencionar nada en su contra.

 Bajo un farol apagado un ciego lee mientras un sordo le escucha.

Fernando “Pino” Solanas se reunirá con el Papa para hablar sobre el acuerdo YPF-Chevron

El senador nacional electo del frente UNEN se encontrará mañana con Francisco en el Vaticano

Fernando “Pino” Solanas se sumará a la lista de dirigentes políticos que se reunieron con el Papa Francisco. El senador nacional electo del frente de centroizquierda UNEN mantendrá mañana un encuentro con el sumo pontífice en el Vaticano. Según informaron desde el entorno del cineasta, la cita tendrá un tema central: el acuerdo que realizó YPF con la petrolera norteamericana Chevron.

“El acuerdo del gobierno nacional con Chevrón es paradigmático. La empresa multinacional destruyó con su contaminación 500 km de selva amazónica, eliminando a decenas de pueblos originarios”, apuntó Solanas.

Días atrás, el legisaldor se presentó ante la Justicia para solicitar que YPF revele las cláusulas del contrato firmado con Chevron para la explotación del yacimiento petrolífero de Vaca Muerta.

Luego de resultar electo como senador en las elecciones legislativas, Solanas viajó a Roma para reunirse con Jorge Bergoglio. Durante el encuentro, el senador electo pedirá que los delitos ambientales se traten como delitos de lesa humanidad. “Son terribles las consecuencias sobre poblaciones enteras que tienen los delitos ambientales, así como también la inconcebible complicidad del Estado”, señaló.

En junio pasado, el diputado nacional le envió una carta al Papa en la que alertaba sobre las consecuencias del acuerdo entre YPF y Chevron. “La Corte Suprema argentina acaba de revocar el fallo levantando el embargo a Chevron, una de las petroleras más cuestionadas por violaciones a los derechos humanos, colectivos y ambientales en el mundo”, escribió Solanas.

Meses después, el Papa le respondió la misiva y le mandó a un rosario de regalo. El cineasta le volvió a escribir y renovó su reclamo: “Seguimos preocupados por los delitos que se cometen contra la naturaleza y la vida. En nuestro país, regiones enteras están sufriendo los efectos de la contaminación y sus comunidades viven en un total desamparo. En las regiones petroleras no pueden tomar el agua de sus pozos y aguadas porque las napas están contaminadas con hidrocarburos y metales pesados”, afirmó.

11 nov 2013

Fuente: lanacion.com.ar  Argentina

Anuncios