Una fracción de información vale lo que una mentira. Mal por el secretario Mussi. Mal por Green Cross y Blacksmith Institute:   Porque este trío (que en realidad es un duo) funcionan ocultando lo esencial. ¿Qué otra cosa que oscurantismo se podía esperar de ellos?

Como apreciarán, abajo, en la transcripción, algunos de los datos a los cuales Mussi evita referirse son:  la persistencia de los sitios contaminados;  la insignificante cifra de niños de la cuenca Matanza Riachuelo a los cuales se le han efectuado controles toxicológicos. Lo que implica que Mussi silencia que,  hasta la fecha, quedan miles y miles de chicos que no han pasado por ninguno de los 4 laboratorios de alta complejidad de la ACUMAR para detectar si sus organismos han sido invadidos por contaminantes ambientales de origen industrial.

A su vez, el informe de Green Cross y Blacksmith Institute no falla, como dice erróneamente Mussi,  por basarse en información vieja sino por alardear mundialmente mostrando un documento estructurado en información harto insuficiente acerca de la realidad ambiental argentina. No mencionar a la Cuenca del Río de la Reconquista como un área equiparable a la Cuenca Matanza-Riachuelo en cuanto a gravedad sanitaria y ambiental ya demuestra, inequívocamente, rastreras intenciones, entre ellas hacer que los estados o empresas no se vean obligados a gastar demasiado para remediar un número elevado o creciente de sitios contaminados.

Lógicamente, es improbable que a cara descubierta Mussi se sincere junto a todo el plantel oficial y aplauda públicamente a Green Cross y a Blacksmith Institute por el hecho de que su informe está elaborado para resultar funcional.  Y lo es a la perfección, porque señala el árbol para no mostrar el bosque, cosa útil si las hay para todos los gobiernos súbditos de la élite mundialista que quieran manejar con cuentagotas la crisis ambientales intestinas.

Estas organizaciones siamesas, Green Cross y a Blacksmith Institute, terminan siendo aliadas al gobierno nacional ya que actúan  instalando  -en la opinión pública nacional e internacional-  la idea errónea de que el problema ambiental en Argentina está milimétricamente acotado a la Cuenca Matanza Riachuelo.

Además, este informe, fruto de los conciliábulos de los “think tank” globalistas, fue diseñado como un mapa  ambiental que establece un orden jerárquico e indiscutible de sitios contaminados (¿Es que acaso han leído enfoques críticos a este informe en los medios masivos?)  que será impuesto a sangre y fuego por la Gobernanza Global en los años venideros.

RIACHUELO-MUSSI
MUSSI ASEGURÓ QUE EL INFORME SOBRE LA CONTAMINACION DEL RIACHUELO SE BASA EN INFORMACION VIEJA

Buenos Aires, 6 de noviembre (Télam).- El secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Juan José Mussi, desmintió hoy el informe publicado por algunos diarios en el que se asegura que el Riachuelo es una de las cuencas más contaminadas del mundo y destacó el trabajo realizado desde su cartera en esta materia.
El funcionario aseguró además que “de ninguna manera” el Riachuelo debería estar “en ese ranking”, en donde dos organizaciones internacionales aseguran que es una de las diez cuencas más contaminadas a nivel mundial.

“Es una noticia vieja, es un análisis hecho hace mucho tiempo, creo que no han tenido en cuenta el estado actual del Riachuelo, que no es el mejor por supuesto, no está solucionado, ni resuelto pero ha cambiado mucho respecto de lo que dice la información”, sostuvo Mussi.

“La realidad dice que estamos en un 50 por ciento aproximadamente de la solución”, aseguró el funcionario en declaraciones a Radio Vorterix.
El informe publicado esta mañana en algunos diarios sostiene que hay 12 mil personas que viven en “territorios no aptos”, sin embargo el funcionario aseguró que esa cifra es vieja, al señalar que “no han tenido en cuenta a las familias que ya mudamos”.

En este sentido, destacó que “no tenemos más gente al borde del Riachuelo en Avellaneda, La Matanza ni en Lomas de Zamora y muy pronto vamos a terminar de mudar a las familias que quedan en Lanús”.

Asimismo, afirmó que “se ha resuelto muy poco en la Ciudad de Buenos Aires” y consideró que “al Jefe de Gobierno (Mauricio Macri) no le interesa ni el Riachuelo ni mudar a esas familias”.

Mussi explicó además que es el gobierno nacional quien construye las viviendas, pero la Ciudad de Buenos Aires debe conseguir los terrenos y realizar la mudanza.

En este sentido, detalló que el gobierno porteño “tiene ocho pedidos de prórroga con respecto a las 1393 familias que viven en el borde del Riachuelo en la Villa 21-24”.

El secretario confirmó que si bien existen unas 15.000 industrias en las cercanías del Riachuelo, las “que contaminan son aproximadamente 1200, de las cuales 441 están reconvertidas y el resto están con el Programa de Reconversión Industrial aceptado (PRI)”.

“Venimos de una crisis muy profunda y no podemos interrumpir 30 o 40 mil puestos de trabajo y dejar la gente en la calle, lo hacemos como creemos que corresponde”, agregó.

El funcionario precisó que a estas industrias el Estado Nacional les otorgó un subsidio para que se “reconvirtieran” y que “en la pagina de la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR) aparece el informe de cómo vamos reconvirtiendo la industria”.

“Estamos construyendo el Polo de Curtiembre de Lanús para que todas las industrias se puedan mudar a ese lugar, donde funcionará una planta de tratamiento”, agregó.

“Teníamos previsto que para el 2016 el Riachuelo esté sin vuelcos contaminantes, en materia de industrias estaríamos llegando, y todo lo que es cloacas está en marcha, después hay que resolver que es lo que se hace con lo que ya está”, afirmó Mussi.

“Tenemos cinco universidades ya estudiando el tema de los barros”, aseguró y detalló que del lecho del río: “sacamos 59 barcos, 110 coches y autopartes; hay 1.100.000 familias que no tenían cloacas y ya las tienen; 1.200.000 familias que no tenían agua potable y ahora la tienen”.(Télam)

06 nov 2013

Fuente: Elcomercial.com.ar Buenos aires Argentina

Anuncios