EMPRESAXLAINFANCIA

Dio comienzo la operación de limpieza de imagen de SC JOHNSON & SON DE ARGENTINA SAIC.

Unicef, Save the Children y Fundación Arcor, a través del Boletin de EMPRESAS POR LA INFANCIA, presentan a SC JOHNSON como: 

UNA EMPRESA QUE CUIDA EL MEDIOAMBIENTE Y RESPETA LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS.

En su boletín del 29 de abril de 2013, EMPRESAS POR LA INFANCIA publica un Editorial acerca de:  “Empresas y Medio Ambiente: Su impacto en los niños, niñas y adolescentes.”  Allí se puede leer:  “Es muy importante que la empresa tome medidas para reducir progresivamente las emisiones de gases y contaminación de su operación y promover una utilización de los recursos que sea sostenible. Las empresas deben identificar oportunidades para prevenir y mitigar los riesgos de desastre…”

También en esa misma edición del boletin, EMPRESAS POR LA INFANCIA invitó a Daniel Lucarella, Director de Recursos Humanos y Relaciones Institucionales Cluster Cono Sur S. C. Johnson & Son de Argentina para contar “la perspectiva de la empresa ante situaciones de emergencia por desastres naturales”.

Lo expresado por Lucarella puede leerse en el siguiente enlace:  Empresas, cuidado del medio ambiente y repercusiones en los derechos de los niños.

Al tomar conocimiento de lo expresado por el directivo de SC Johnson, TERRATOX me encargó redactar y enviar un comentario al boletin de  EMPRESAS POR LA INFANCIA.  Procedí a cumplir de inmediato el encargo, pero el comentario no se publicó.

A continuación, voy a  dar a conocer  a través de este blog el texto del comentario no publicado.

Transcripción:

Lamentablemente el Cluster Cono Sur S. C. Johnson & Son de Argentina no sabe dar respuestas sin el típico sello del marketing.
Por otra parte, resulta cruelmente irónica la aparición del representante de S. C. Johnson & Son de Argentina nada menos que como “Invitado” en “Empresas por la Infancia”.

De la deuda socio/ambiental de SC Johnson, dejo expresa y sucintamente indicados los siguientes asuntos:
1. Carencia de perspectiva ante situaciones de emergencia por accidentes industriales mayores u otros incidentes químicos ocurridos concretamente por ausencia de prevención en su planta en Podestá ubicada en el Partido de Tres de Febrero en medio de una zona urbana densamente poblada.
2. La exposición de niños a contaminación ambiental de origen industrial proveniente del funcionamiento de la planta Podestá.
3. El pasivo ambiental (napas y suelo contaminados con hidrocarburos, entre otros contaminantes) que deja como legado un sitio contaminado desde que la planta Podestá comenzó a operar en la década del 60 hasta la fecha en que proceda a retirarse real y definitivamente de Pablo Podestá para funcionar en la localidad de Fátima en Pilar PBA.
4. Finalmente y para que no se piense que el caso SC Johnson se agota en la cuestión medioambiental, recuérdese que la empresa exige la no agremiación como requisito impuesto a los obreros para poder trabajar en la mercantilmente reconocida compañía familiar.

Conclusión: Con lo expuesto aquí de modo breve y compendioso, sugerimos a los estimados amigos de “Empresas por la Infancia” revisar críticamente la lista de invitados para que no se filtren discursos que se formulan para enmascarar realidades empresariales ajenas al cuidado del medio ambiente y a cualquier positiva repercusión en los derechos de los niños.

Atte. Ángel Navarro (Presidente de TERRATOX)
http://terratox.org
http://elblogdeterratox.blogspot.com.ar

Fin de Transcripción

Anuncios