hidroeléctrica El Chocón

No hubo multa a hidroeléctrica por contaminación

Ocurrió en el río Limay, en Neuquén, hace casi un año. Por el derrame de aceite sólo apercibieron a Hidroeléctrica El Chocón, que ni siquiera denunció el hecho cuando se produjo.

NEUQUÉN (AN).- A pesar de haber producido un derrame en el río Limay y no haber informado a las autoridades correspondientes, la empresa hidroeléctrica El Chocón sólo recibió un apercibimiento y ninguna multa por parte de la provincia de Neuquén luego de una extendida investigación de un caso que trascendió a partir de una información de este diario.

“Un apercibimiento no es una cuestión menor para una empresa, normativamente no podemos ir más allá de esta sanción, que no haya un castigo dinerario no atenúa la responsabilidad de la hidroeléctrica”, respondió el subsecretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Neuquén Ricardo Esquivel sobre el tema. Lo hizo basándose en los términos de la ley 1875 que, efectivamente, no fue concebida con el objetivo de cargar con multas.

El caso fue revelado por “Río Negro” hace casi un año. Y fue a partir de la revelación que se abrió la investigación por el derrame de unos 500 litros de aceite refrigerante en el Limay producido el 26 de enero pasado.

El líquido cayó a las aguas desde la turbina II de la central hidroeléctrica de Arroyito y el accidente fue registrado en el libro de guardia pero no fue notificado ni a la provincia, que tiene el poder de policía, y tampoco a la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) que debe velar por la calidad del recurso hídrico.

La AIC pidió el 12 de febrero pasado una multa de 3.069.773 pesos que, explicó el representante neuquino en el organismo, Elías Sapag, todavía no está resuelta y gira en la órbita del ministerio del Interior de la Nación.

En la disposición 4727 de la AIC, se admite que las autoridades del organismo se enteraron del incidente por este diario (no por el concesionario) y se advierten las contradicciones sobre los días en los cuales se produjo el derrame y se indica que en este contexto hidroeléctrica El Chocón puede ser blanco de una acción penal.

La AIC remarcó además que el 31 de enero el jefe de guardia de la central de Arroyito (de apellido Alvarado) confirmó “la ocurrencia del hecho denunciado estimando el vertido (…) en medio litro de agua con aceite”.

Lo grave es que de inmediato el jefe de guardia agregó que “estos episodios se vienen repitiendo frecuentemente durante los últimos meses”.

“Lamentablemente no hay acciones contra las concesionarias, todo se diluye sin que haya un real castigo a los responsables. Tenemos que cambiar muchos conceptos y asumir responsabilidades”, afirmó Elías Sapag el viernes en un alto de sus vacaciones.

06 ENE 2013
FUENTE:  RÍONEGRO.COM.AR

Ocultar es casi como mentir

De cara a la mayor explotación petrolera de la historia de nuestro país, con muchos cuestionamientos y dudas de organizaciones, legisladores y ciudadanos, el gobierno neuquino se encuentra ante el desafío de ser claro, eficiente y severo en todo lo que tenga que ver con la preservación ambiental.

El caso del derrame de 200 ó 500 litros en el Limay -uno de los ríos más bellos del mundo-, emblema de Neuquén, es poco más que una gota en el océano si se quiere jugar con las escalas. Pero bien podría haber sido esta agresión al río, una señal, un paño frío para tanta preocupación, en medio de la gigante expectativa hidrocarburífera (Vaca Muerta seguro que es mundial).

El castigo a quienes contaminan apartados de las reglas no ha sido, hasta ahora, una norma en la Neuquén del petróleo y del gas. Y tampoco está muy claro y no se sabe de castigos a quienes han sido responsables del maltrato que ha sufrido y sufre el río Neuquén, muy lejos del status que mantiene el Limay.

No se trata de ordeñar a empresas (hay mucho oportunista a caballo de la ecología) sino, simplemente, de aplicar las normas. Y si la legislación es demasiado laxa ajustarlas a las necesidades de los nuevos escenarios. Y, se sabe, las multas suelen ser ejemplificadoras. Si se provoca un derrame, se admiten antecedentes y ni siquiera se informa a quien corresponde ¿qué hay que hacer para que haya un castigo? Ocultar es casi como mentir.

rodolfo chávez rchavez@rionegro.com.ar

06 ENE 2013
FUENTE:  RÍONEGRO.COM.AR  

El informe de la Provincia

El 26 de enero de 2012 se produjo un derrame de aceite, 500 litros aproximadamente, de la turbina 2 de la central hidroeléctrica de Arroyito, que afectó el río Limay.

La Subsecretaria de Ambiente y Desarrollo Sostenible realizó varias inspecciones a efectos de establecer las causas del derrame y los posibles impactos causados al río Limay, en el marco de la ley 1875 (TO 2267) y su decreto reglamentario 2656/99. Se trabajó coordinadamente con la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) y la Dirección Provincial de Recursos Hídricos de la provincia.

Se formó expediente administrativo Nº 5930-000118/12 para formalizar el proceso de investigación de los hechos, a efectos de establecer la responsabilidad del problema ambiental que afectó al río Limay.

Luego de las investigaciones se estableció que se derramaron 200 litros de aceite contenidos en la cuba del cojinete de la Turbina Nº 2 de la Central Hidroeléctrica Arroyito, que afectó el río Limay. El impacto fue considerado de pequeña envergadura, descartando afectaciones posteriores por la dilución propia del río, corroborados mediante diversos muestreos de calidad de agua en diversos puntos aguas abajo de la Hidroeléctrica.

Finalmente se recomendó desde el área Legal y Técnica la imposición de una sanción de apercibimiento, de acuerdo al artículo 12, inciso 9 del anexo III del decreto 2656/99 de la ley 1875 (TO 2267), motivado por no informar del evento producido a la Subsecretaria de Ambiente y Desarrollo Sostenible. (AN)

06 ENE 2013
FUENTE:  RÍONEGRO.COM.AR  

Anuncios