fallo a favor del medio ambiente y los vecinos
En un mes deben iniciar el desarme de los tanques del barrio Camba Cuá

Un fallo judicial obliga a la firma YPF a quitar los gigantescos cilindros de combustible que existen en el lugar. Está comprobado que contaminan. En 60 días, el sitio debe quedar totalmente limpio.
En un mes YPF deberá comenzar el desarme y el traslado de los viejos y contaminantes tanques que se encuentran en una manzana del barrio Camba Cuá. Así lo resolvió ayer el juez Civil y Comercial, Luis Alberto Alarcón, dando viabilidad a una presentación iniciada por vecinos del lugar, quienes se quejaban por los enormes pastizales, así como de un posible foco de contagio que después fue ratificado.
El fallo judicial establece además que, en 60 días, el sitio deberá quedar totalmente vacío, es decir, sin los enormes cilindros de combustibles, así como los caños u otros elementos ligados con la firma petrolífera. En caso de que la compañía no cumpla con la disposición, será pasible de varios tipos de sanciones.
La presentación fue realizada por el defensor de Pobres y Ausentes, Enzo Di Tella, luego de que directivos de YPF afirmaron no tener responsabilidad en el lugar, ya que el mismo fue entregado en comodato hace ya unos 35 años a la desaparecida empresa Agua y Energía Eléctrica, la que habría cedido a la Dirección Provincial de Energía de Corrientes.
Los tanques están ubicados en la manzana conformada por las calles Edison y Bolívar al norte, Belgrano al sur; Don Bosco al este; y la avenida costanera General San Martín al oeste. El sector está identificado como Distrito E5, de la capital correntina.

Una denuncia de vecinos
Vale recordar que todo surgió tras una serie de denuncias de vecinos del barrio, recibidas por la defensora de los Vecinos, Griselda Méndez. La gente del Camba Cuá se quejaba por los altos pastizales y de que los enormes tanques que alguna vez sirvieron para almacenar combustibles, podían ser peligrosos para niños o adolescentes que jugaran en el lugar.
A partir de entonces se iniciaron una serie de averiguaciones para determinar responsabilidades sobre la propiedad del terreno y de los tanques en particular. Méndez pudo saber que parte del terreno pertenece a YPF y que en esos sectores se encuentran los tanques en desuso.
También se sumaron otros agentes, como el defensor del Pueblo, Miguel Alegre; el defensor de Pobres y Ausentes, Enzo Di Tella; y varios más.

Admiten la contaminación
Lo que está en claro es que los tanques son contaminantes. Sin embargo, el problema se suscitó a la hora de saber quién llevará a cabo el desarme de los enormes cilindros del Camba Cuá.
Oportunamente, llegaron a Corrientes de la firma YPF, el jefe de Minería y Usinas, Roberto Álvarez; el coordinador de Seguridad y Ambiente, Fernando Micó; y Sergio García, representante del departamento Comercial.
Este “equipo” recorrió el predio e inspeccionó los tanques que llevan más de medio siglo allí instalados.
“Este tipo de contenedores de reserva de combustibles son totalmente obsoletos, están en muy malas condiciones, inclusive varios sin las tapas de seguridad correspondientes, y ya no existe ninguno similar en todo el país”, explicaron los profesionales de YPF tras una primera evaluación.
Luego de la inspección, se comprobaron también varios de los problemas manifestados por los vecinos, como los pastizales altos y que los tanques sin tapas son un foco para la gestación del mosquito transmisor del dengue, Aedes aegypti.
Pero sin dudas lo más significativo que se descubrió en la zona, según expresaron los propios representantes de YPF, fue que en el lugar “existe contaminación en el área del suelo”.

04 FEB 2011

FUENTE:  diariolarepublica.com.ar CORRIENTES  ARGENTINA

Anuncios