Denunciaron contaminación

La gente que vive cerca de las calles 812 y 878 dice que es imposible respirar. Aseguran que en una fábrica que estaba abandonada ahora depositan y realizan el secado de cueros

Las denuncia que los vecinos de las intersecciones de la calle 812 entre 878 y 879 realizaron a la Municipalidad por olores nauseabundos, al parecer no tuvieron respuestas y aseguran que “es imposible vivir en estas condiciones”.

Las palabras fueron de una de las tantas vecinas que en las últimas horas se comunicaron con EL SOL para hacer saber de este inconveniente que padecen y que al parecer no tienen solución a la vista.

Según contaron, los problemas comenzaron a fines del 2009, cuando una fábrica que estaba abandonada en dicha dirección fue abierta. Cuando los vecinos imaginaban que una nueva fuente de trabajo para ellos estaba por iniciarse, todo fue distinto.

Es que después de unos días observaron como camiones de gran porte ingresaban y salían del lugar en forma constante, sin saber hasta ese momento que era lo que transportaban.

Con el corre de los meses, un fuerte olor a putrefacción salía desde el interior y al realizar más averiguaciones, confirmaron que en el lugar se realiza un proceso de secamiento y almacenamiento de cuero.

Si bien no pudieron determinar cual es el método utilizado, lo cierto es que el olor que despide hace irrespirable el aire del lugar, generando numerosos problemas de salud a la gente que vive allí, principalmente a los niños.

Quienes padecen esta situación, dicen que es “impresionante” la cantidad de camiones que entran y salen del lugar, llevando cueros. Sin embargo, aseguran que la fábrica continúa en el mismo estado edilicio que años anteriores cuando estaba sin funcionar.

Todos coinciden en que la fábrica tiene su entrada principal por la calle 812, pero que el principal tráfico de vehículos se da en la puerta de la 878, convirtiendo a las calles del barrio en un verdadero peligro.
Los vecinos indican que esta situación fue presentada a la Municipalidad de Quilmes hace unos meses y que éstos prometieron realizar inspecciones en el lugar, pero según cuentan todo esta igual. “Creímos que iban a observar en que condiciones trabajaba este lugar, pero al parecer los agente municipales nunca fueron”, finalizó diciendo una mujer quien asegura que es imposible soportar el olor que despiden en estos días de calor, los cueros que estàn almacenados allí.

19 ENE 2011

FUENTE  elsolquilmes.com.ar QUILMES  ARGENTINA

Anuncios