El gobierno de Quilmes gastaría 8 millones de pesos

Para seguir premiando a los okupas, en sintonía con las autoridades nacionales. Los ocupantes ilegales de tierra recibirán terrenos, pero con suelos descontaminados.

 

En tiempos eleccionarios los políticos pueden llegar hasta sanear sitios contaminados.

No está mal sanear los suelos. Pero falta equidad social y ambiental en esa medida de gobierno.

A partir de que, indiscutiblemente, los predios tomados ilegalmente no son los únicos terrenos contaminados en el mapa del municipio de Quilmes (y en el de todos los partidos del Gran Bs.As.):

¿Qué hay de los terrenos contaminados donde habitan ciudadanos no subvencionados por el Estado argentino?

¿Por qué el Estado no procede a descontaminar el suelo de los terrenos propiedad de los contribuyentes?

Ahora, estimado lector, permítame, anticiparme a las respuestas que Ud. le dará a las siguientes preguntas:

Ud al tomar posesión legal del terreno que compró por su propio esfuerzo:

¿El Estado le dio el conocimiento previo de la calidad de suelo de su adquisición?: NO. El Estado no le brindó conocimiento alguno acerca de la calidad de suelo del terreno que Ud adquirió (mucho menos, si Ud lo posee y habita desde hace tiempo).

¿Supo en algún momento si estaba contaminado?: NO. No pudo saberlo.

¿Por qué no pudo saber acerca de la contaminación en su terreno? No pudo saberlo porque el responsable de brindarle esa información (el Estado local, provincial o nacional) no se la transmitió a Ud, ni se la transmitirá porque la contaminación de suelos constituye un asunto que guardó y guardará como “secreto de Estado” (Información cuya divulgación, perjudicial para los intereses del Estado, es sancionada).

¿Qué cuestiones encubre el Secreto de Estado? Las cuestiones  son: medioambiente y salud ambiental de la población.

¿Por qué es  tan importante para el Estado guardar la información que indica contaminación de suelos? Porque el Estado es el principal culpable, aunque la contaminación provenga de actividad industrial privada.

¿Por qué el Estado es culpable en relación a la contaminación de suelos? El Estado es culpable con relación a la contaminación de suelos, (como lo es también con respecto a la afectación del aire y agua) por incurrir en conducta omisiva. Es decir, el Estado omite efectuar un real y efectivo control que le compete hacer sobre el desempeño ambiental de las empresas que son agentes de contaminación. Pero nadie puede ser obligado a declarar contra si mismo, aunque salte a la vista de todos que la situación de contaminación surge de la falta de control estatal.

Pan para hoy y hambre para mañana.

Pero una vez que los suelos hayan sido descontaminados ¿Se terminó el problema y pueden los terrenos ser habitables en condiciones de seguridad ambiental y sanitaria? Seguramente que sí. Los Okupas tendrán seguridad ambiental y sanitaria, por lo menos, en cuanto al suelo, pero limitadamente.

¿Por qué: “en cuanto al suelo, pero limitadamente”? “En cuanto al suelo”: porque el suelo es uno de los tres recursos naturales y con esta política, implementada proselitistamente, no se atiende a la contaminación del aire o del agua de napas.  “Aunque limitadamente”: Porque las empresas contaminadoras seguramente seguirán allí donde están radicadas, en pleno funcionamiento y bajo el típico y “light” control estatal ambiental. Por lo tanto, las cosas volverán a la situación predescontaminación en breve lapso.


El gobierno municipal hizo valuar las tierras.
Valúan en 8 millones de pesos, los seis predios ocupados

Durante la semana pasada, PERSPECTIVA SUR tuvo acceso al documento emitido por Tribunal de Tasaciones de la Nación y que ofreció un dictamen que ofrece un parámetro para las negociaciones oficiales.

Se establece que para el Estado nacional las tierras tienen los siguientes valores:

1.- Finexcor, con una superficie de 106.646 metros cuadrados, fue tasado en $ 2.986.000;
2.- Penta, con una superficie de 20.000 metros cuadrados, fue tasado en $ 540.000;
3.- Total Gaz, con una superficie 20.000 metros cuadrados, se tasó en $ 640.000;
4.- Claudia Gómez (sería el terreno de 816 y el arroyo), con una superficie de 63.778 metros cuadrados, fue tasado en $ 1.913.000;
5.- Orfelli (sería el terreno de calle 827 y el arroyo, detrás de la ex fabrica Sayonara), con una superficie de 72.803 metros cuadrados, se tasó en $ 2.184.000.

Del repaso de las tierras tasadas, surge que estarían avanzadas las conversaciones con los casos de Total Gaz, Claudia Gómez y Orfelli.
Por lo que de un total tasado de un total de 8.263.000, no prosperan las conversaciones con los frigoríficos Finexcor y Penta.

En el caso de Finexcor se evalúa que de las 10 manzanas tasadas, es posible que las conversaciones avancen en torno a 2 o 3 de ellas. Teniendo en cuenta la situación general, surge que desde el gobierno municipal se empieza a vislumbrar la posibilidad de que finalmente se concreten algunos desalojos, aunque se los espera para febrero.

Cabe recordar que además de los señalados en el documento que presentamos, están también tomados los predios de Laprida y Blas Parera, el predio ubicado en la zona del triángulo de Bernal (está destinado a la construcción de un CIC y un polo educativo), y el de Lamdrid y el arroyo.

Pasados 29 días, continúa abierto el sacudón social que sorprendió a Quilmes el último 13 de diciembre. Ese domingo por la tarde, el actual gobierno municipal y la ciudad toda, fue sorprendida por un sacudón social único en el gran Buenos Aires y de proporciones llamativas.

En sus horas pico tuvo a alrededor de 20 mil personas en la calle, dispuestas a tomar tierras. La mitad de ellas consolidaron ocho tomas, que según los cálculos oficiosos aceptados, incluyen a 2.600 mil familias, algo así como 10 mil personas. EL

LIMITE DE LA LEY DE SUELO
Cabe recordar, que por la aplicación de la ley Nº 8912 que rige la administración del suelo en la Provincia de Buenos Aires, está prohibida la venta de lotes en zonas dónde no se ofrezcan los servicios básicos, tal el caso de cada uno de los terrenos tomados.

Además la misma norma, obliga a remediar cualquier terreno en zona anegadiza o contaminada con desechos peligrosos.
Es decir, que para que cualquiera de éstos terrenos pueda finalmente ser traspasado a propiedad de un vecino, el Estado municipal o provincial deberá enfrentar el costo de su remediación, para posteriormente proceder al tendido de los servicios tenidos como básicos.

Apertura de calles, establecimiento de las parcelas, agua y luz, al menos. En el caso de actualmente ocupa el centro de la crónica local, se espera que durante la semana que se inicia se pueda presentar ante la Justicia un principio de acuerdo con al menos dos o tres propietarios.

Eso ayudaría al gobierno a probar que las promesas que viene haciendo el Intendente Gutiérrez tienen un cierto correlato con la realidad.

HABRÁ DESALOJOS
El ánimo recogido durante los últimos días, apunta a que habrá desalojos. Por ejemplo, ninguno de los dos Frigoríficos se mostró dispuesto a convivir con sus terrenos tomados. Si bien el Penta ha rechazado de plano cualquier posibilidad de venta de sus tierras, el Finexcor puso como condición de cualquier conversación, el desalojo.

En este último caso, se señala que la tierra ocupada está muy degradada y en zona de alta contaminación, por encontrarse en las inmediaciones de los piletones dónde la empresa deriva sus líquidos.

De ahí, que más allá de la posible compra por parte del Estado municipal de esas tierras, habrá que enfrentar costosos trabajos de remediación del terreno. En este sentido, para darle marco a la complejidad de las cuestiones en debate, cabe recordar el caso del Emporio del Tanque.

Se trata de un predio que para la Provincia es inhabitable por su alto grado de contaminación en metales duros, por desechos de una curtiembre y sin embargo, hace ya diez años que está ocupado a la espera de una solución.

11 ENE 2011
FUENTE: perspectivasur.com BS.AS. ARGENTINA

Anuncios