EL OPDS DEBERÍA PUBLICAR EN SU WEB LOS RESULTADOS DE LOS ANÁLISIS AMBIENTALES QUE REALIZÓ.

La noticia expresa: “el depósito afectado, de unos 2.500 metros cuadrados, resultó completamente destruido por las llamas que incluso, por el derrame de líquidos combustibles, avanzaron hacia la calle y casas vecinas al galpón.” (Las negritas son nuestras.)

Llama la atención que el  OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable), según se informa, haya actuado de los siguientes modos:

a)…” brindar contención durante el siniestro y minimizar el impacto ambiental que produjo el mismo y tomaron muestras del derrame de hidrocarburos que impactó sobre el suelo del depósito y en el domicilio lindero”.

b) “el área de Remediadores del OPDS ya se encuentra trabajando para evaluar los daños...”

Cabe preguntarse si estas actividades desarrolladas por el OPDS se ponen en práctica cuando algo similar a lo ocurrido en “Aceites Service” se desencadena en instalaciones industriales de características peligrosas pertenecientes a multinacionales.

Otra cosa que, en cambio, no llama la atención es que no se menciona que el  OPDS haya tomado muestras de calidad de aire (cosa que deberíamos chequear), teniendo en cuenta que el impacto de la emergencia ambiental que produjo “Aceites Service” hizo blanco en los vecinos. A su vez, en relación a esto nada se indica -y muy seguramente no será necesario comprobarlo porque es una práctica permanente-  acerca de la aplicación de un plan sanitario especial y específico para atender las necesidades sanitarias de la población blanco de este tipo de emergencias.

Todo esto puede formar un paquete de cuestiones que nadie, salvo nosotros y TERRATOX, está dispuesto a desatar. Porque ponerse a desatar estas cuestiones debería llevar a la dirigencia política, principalmente, a establecer la obligación legal de instaurar planes de emergencia exterior que deberían establecer los gobiernos municipales cuando en sus distritos existan riesgos tecnológicos mayores.

Ardió un depósito

Hubo un incendio seguido de explosiones y emanaciones de humo tóxico; las viviendas linderas debieron ser evacuadas. Trabajaron bomberos de la región

Durante la madrugada de ayer se desató un incendio de proporciones en un depósito de la empresa Aceites Service, del partido de Florencio Varela; en el lugar se produjeron explosiones de magnitud y una densa columna de humo tóxico. Además hubo peligro para varias fincas linderas, que debieron ser evacuadas por la Policía y los Bomberos.
Para sofocar el siniestro debieron intervenir varias dotaciones de bomberos de los cuerpos Florencio Varela, Berazategui, Quilmes y Lanús.
Según pudo establecer este matutino en fuentes policiales y judiciales, el fuego se desató en el depósito de tambores usados de aceites que la firma tiene en avenida Bosques Nº 2672, entre Alta Gracia y Lisandro de La Torre, a la altura del kilómetro 38 de la ruta 36.
De acuerdo a lo señalado por allegados a la investigación, el fuego se originó en momentos en que el inmueble se encontraba vacío y toda la vecindad se encontraba durmiendo; debido a la combustibilidad de los elementos, decenas de envases de latón de 200 litros estallaron provocando singular alarma en la zona.
Acudieron al lugar varias dotaciones de los Bomberos Voluntarios de Florencio Varela, que a su vez debieron pedir refuerzos a sus pares debido a la gran intensidad de las llamas.
El trabajo de los servidores públicos se vio complicado por los fuertes vientos, un denso humo y la toxicidad de los combustibles.
También debió intervenir personal de la comisaría tercera de Florencio Varela, que evacuó a varios vecinos; muchos de ellos presentaban problemas respiratorios y debieron ser auxiliados por ambulancias del SUME.
Trabajaron denodadamente unos diez equipos de los bomberos locales, que contaron con el apoyo de sus pares de Berazategui, Quilmes y Lanús, reuniendo más de medio centenar de voluntarios que combatieron las llamas.
El depósito afectado tiene unos 50 metros de fondo y 50 de ancho y resultó totalmente tomado por el fuego y en un momento determinado el derrame de los líquidos combustibles avanzaron hacia la calle y se aproximaron a unas casas particulares y los Bomberos debieron utilizar espuma para evitar peores consecuencias.
Según los vecinos afectados, sus casas no se incendiaron gracias al alto muro perimetral del depósito, aunque dicha pared -una vez sofocado el fuego- se convirtió en un peligro y permanente amenaza de derrumbe.
Los peritos de bomberos trabajaban en el lugar, en tanto que el titular del depósito, de 36 años, se presentó en la seccional tercera varelense donde se radicó la denuncia. El hecho en primera instancia fue caratulado como “incendio” y las actuaciones quedaron a cargo de la UFI Nº 3 Descentralizada de Florencio Varela.

El informe de la Provincia

El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible de la Provincia de Buenos Aires, OPDS, trabajó en el lugar en forma conjunta con Bomberos Voluntarios, Defensa Civil y personal del Área Ambiental de la Municipalidad.
La empresa, propietaria de los tambores, se encuentra habilitada en el OPDS como operadora de residuos especiales en el rubro limpieza de tambores.
El incendio se produjo en un predio cercano a la empresa que cuenta con habilitación municipal para “depósito de contenedores, volquetes y camiones vacíos” y sin autorización alguna para el acopio de residuos especiales.
Personal del Área de Fiscalización Ambiental y la Unidad de Laboratorio del OPDS trabajaron para brindar contención durante el siniestro y minimizar el impacto ambiental que produjo el mismo y tomaron muestras del derrame de hidrocarburos que impactó sobre el suelo del depósito y en el domicilio lindero. En tanto, el área de Remediadores del OPDS ya se encuentra trabajando para evaluar los daños que deberán ser reparados por el propietario de la firma.
Con los primeros peritajes realizados al lugar siniestrado se pudo determinar que la empresa habría almacenado allí en forma irregular contenedores con material inflamable, sin permiso, algo que podría llegar a ocasionarle serias complicaciones con la autoridad ambiental.
Se informó que el depósito afectado, de unos 2.500 metros cuadrados, resultó completamente destruido por las llamas que incluso, por el derrame de líquidos combustibles, avanzaron hacia la calle y casas vecinas al galpón.

13 DIC 2009

FUENTE: Diario El Sol BS.AS. ARGENTINA

Anuncios