Reportaje efectuado al querellante contra S.C. Johnson & Son de Argentina SAIC. Sr. Ángel Navarro, tras conocerse que la causa por violación a la Ley de Residuos Peligrosos (L. 24.051) ha sido archivada por resolución de un Juez de Garantías de Provincia de Bs.As.

Johnson_sobreseimiento

SOBRESEIMIENTO DE DIRECTIVOS JOHNSON & SON

¿El Sr. Juez de Garantías sobreseyó a los imputados José LATUGAYE, gerente general para el Cono Sur de SC Johnson, Pedro MUNRO Y  Víctor PUENTE YÉBENES?
Efectivamente. Pero se le pasó por alto notificarnos oportunamente, según lo exige el Código de Procedimiento Penal de Provincia de Bs.As.

¿Cómo de Provincia de Bs.As.? ¿No era esta una causa federal?
Lo era. Pero la misma Cámara Federal que sostuvo durante 10 años que la causa 1667 era una causa federal, cambió de parecer de un día para otro. Y se declaró incompetente.

¿Traducido al lenguaje vulgar?
La Cámara decidió que todo pasara a la Justicia Provincial.

¿Y ahora el juez que tomó la causa sobreseyó a estos pobres muchachos sin siquiera avisarles a Uds.?
Exacto. El juez no nos tuvo en cuenta. Parece que no advierte que seguimos siendo parte en el juicio. Porque ayer, en la justicia federal éramos “querellantes” y, ahora, en la provincial “particulares damnificados”.

¿Y ahora?
Ahora estamos oponiéndonos a esa decisión del Juez de Garantías porque no queremos que sean sobreseídos ni José Latugaye, ni Pedro Munro, ni Víctor Puente Yébenes.

¿De qué se los imputa a los capos?
Se los imputa por las emergencias ambientales derivadas de los accidentes químicos del 22 de mayo de 1999 y del 25 de febrero de 2004 y por el impacto ambiental negativo de la actividad cotidiana de la planta Podestá de S.C. Johnson & Son.

¿Los impactos siguen hasta la fecha?
Sí, son los históricos problemas propios del funcionamiento cotidiano de la empresa, especialmente por emisiones gaseosas. Y tanto esas emisiones al igual que los vertidos líquidos fueron denunciados en tiempo y forma ante el organismo de control ambiental: OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) del gobierno de Scioli.

¿Reacción del OPDS?
Ninguna. Por lo menos nadie avisó respecto a los pasos seguidos por el OPDS después de las denuncias contra S.C. Johnson & Son. Muy seguramente porque no dieron ni un paso al respecto.

Volviendo al tema de la causa: ¿El juicio pasa, la contaminación queda?
Efectivamente. Hay que recalcar el dictamen muy valioso del Fiscal, donde encontramos un correcto encuadre del tema y que debió tenérselo como orientador y rector en este caso, pero que no fue tenido en cuenta por el Juez de Garantías.

¿En qué consistió ese Dictamen fiscal?
Consistió en calificar a lo provocado por la empresa como “delito continuado”.

¿Qué quiere decir “delito continuado”?
Quiere decir que son delitos que no prescriben mientras no cesen.

Pero en la multinacional ya llevan años sin cesar.
Cierto. Pero eso, con este Juez de Garantías, les jugó a favor.

¿Cómo?
Claro. El Juez decidió que como la investigación se prolongó mucho, es decir, durante 10 años, a él ya le causaba incertidumbre sobre las personas investigadas.

¿Ufff… Otro Juez garantista más?
Y… es lo que hay.

A este Juez tan protector de los derechos de los imputados ¿No le provocan incertidumbre la situación de riesgo sanitario y ambiental que la empresa que comandan los imputados ocasiona sobre cientos de familias que habitan en los alrededores de esa planta?
Los hechos indican que no.

¿No hay peor ciego que el que no quiere ver?
Efectivamente. Pero hay otra cosa que al magistrado se le pasó por alto. Esto es: la conducta procesal puramente dilatoria de la defensa de los imputados.

¿Esa conducta dilatoria se les hizo costumbre a los defensores de S.C. Johnson & Son?
Más que costumbre, se les hizo un vicio. La defensa de  José Latugaye, Pedro Munro, y Víctor Puente Yébenes desarrolla esta conducta dilatoria desde hace tres a años a esta parte.

¿Tres años tratando de postergar el llamado a indagatoria?
Efectivamente. El 30 de mayo de 2006 el Juez Federal resolvió declarar inadmisible el planteo de la defensa. Después la defensa de los jerarcas de S.C. Johnson & Son de Argentina intentaron plantear que existe cosa juzgada con relación al delito de “Incendio”, pero la Excma. Cámara Federal de San Martín lo rechazó.

¿Qué factor determinó que se llame a indagatoria a los pesos pesados de S.C. Johnson & Son de Argentina?
El factor que determinó el llamado a indagatoria fue concretamente el hecho de haber quedado establecido que la contaminación producida el 25/02/2004 se encuentra comprendida en los términos de la ley 24. 051 (ley de Residuos Peligrosos).

¿Cómo quedó establecido que hay contaminación?
Quedo establecido por la pericia que  practicó “in situ” Gendarmería Nacional, cuyas conclusiones obran en el expediente y no merecieron cuestionamientos de la defensa de los directivos imputados ni del perito de S.C. Johnson quien se limitó a presentar una mera lista informativa de los productos existentes en los depósitos al momento del incendio.

¿Cómo pudo este Juez archivar una causa en ese estado?
Interesante pregunta. La invito a que se la haga directamente al juez de resolvió archivarla.

¿Qué pasaría si logran desarchivar la causa y hacer que el proceso avance?
Si desarchivamos y avanza el proceso, podremos llegar a instancias donde los imputados se van a tener que enfrentar con mayores posibilidades de debate y prueba.

Entonces ¿Existe un gran interés en que esta causa quede archivada?
Sí, hasta los ciegos lo perciben así.

¿Uds. saben que se están metiendo con líderes que para el vulgo son de bajo perfil, pero que están altamente posicionados en el establishment?
Conocemos el perfil de por lo menos dos de los imputados y somos conscientes que queremos que se enjuicie a personas con una posición destacada en los altos niveles del mundo del comercio internacional, político y cultural.  Es más, son parte de aquello que el analista internacional Adrián Salbuchi denominó: “una organización que integra la poderosa red mundial de poder real que promueve el actual modelo de globalización”. Pero no nos arredra.

¿Es una batalla perdida de antemano?
Seguramente, pero ante Nuestro Señor no cuentan los triunfos obtenidos sino las heridas sufridas en la batalla.

A ver, a ver…, trato de colocarme en su misma frecuencia quijotesca que me permita continuar preguntando:
Tranquila, Aldonza Lorenzo.

¿Concretamente, cómo sería la secuencia en caso de avanzar el proceso?
Por lo que tengo entendido, la secuencia sería: Primero, concretar la indagatoria de los ejecutivos de S.C. Johnson & Son. Segundo, queremos que nuestros abogados soliciten que la cuestión pase a la etapa de juicio oral y público.

¿Uds. creen que en esa etapa oral y pública del proceso contra S.C. Johnson & Son de Argentina se podrán presentar más elementos incrimanatorios?
Entendemos que así será.

¿Más elementos incrimanatorios de los que ya existen en la causa?
Sí. Han quedado muchas páginas que repasar y reanalizar.

¿Puede mencionar alguna de esas páginas que esperan se pueda repasar y reanalizar en la etapa oral y pública?
Sí. Está la cuestión de la contaminación de las napas de agua con hidrocarburos. En este caso en particular, hay que salir del ridículo, en que se cayó durante la etapa investigativa, consistente en comprobar contaminación de las napas tomando muestras de agua directamente de las canillas. Porque aquello, además de un disparate, fue, por demás, funcional a la S.C. Johnson & Son.

Pero en Podestá, ¿el agua que sale de las canillas no proviene de las napas locales?
No, el agua que surge de nuestras canillas hoy ya no es agua de las napas. El servicio de distribución de agua de red (ayer: Aguas Argentinas S.A. y hoy Aysa) trae hasta nuestras canillas agua de superficie. Es decir: agua del Río de la Plata y  no de las napas de Pablo Podestá. Entonces, por eso digo que  tenemos una situación que es un absoluto adefesio y que comienza cuando el Juez ordena ir a los grifos y no a las napas para investigar la contaminación de éstas con hidrocarburos.

¿Pero no se le pudo pedir un informe a Aguas Argentinas o Aysa para que respondan acerca de cuáles son las actuales fuentes de agua corriente en la localidad de Pablo Podestá?
Sí, el pedido de información lo realizó el juez directamente a Aguas Argentinas y Aysa.

…¿Y qué pasó?
No pasó nada porque ninguna de las empresas le respondió a pesar de su insistencia.

Aaahhhhh, bueno, no creo que los pactos interempresariales existan, pero que los hay,  los hay.  En fin, ¿Qué más esperan en caso de lograr que se pase a la etapa oral y pública?
Esperamos hallar la posibilidad de que se pueda revisar muchos puntos, o descubrirlos y/o redescubrirlos poniendo luz y lupa en aspectos aun en penumbras.

¿Todavía queda mucha tinta en el tintero?
Se equivoca. No se trata de un tintero. Hay como una docena de tinteros todavía llenos de tinta muy densamente oscura.

Ayelen Phenol

Anuncios