Ahhh, las bondades de la RSE (responsabilidad social empresaria)...
Ahhh, las bondades de la RSE (responsabilidad social empresaria)...

(La imagen ¿Es un exceso? Puede ser, pero la realidad pinta catastrófica. Y será así hasta que se nos demuestre lo contrario)

EN EL MUNICIPIO DE QUILMES SABEN: QUE EL DAÑO YA ESTÁ HECHO, Y QUE AHORA NO QUEDA OTRA SALIDA QUE QUERELLAR A “YPF”

Además del breve informe de situación transcripto en este post que debería quitarle el sueño a muchos, por favor, preste atención a este fragmento:

“Si bien tienen agua corriente, cuentan que cuando llueve el nivel de las napas sube y el agua sale oscura, intomable.”

¿Por qué el agua sale oscura?

Siendo que se trata de agua corriente, desde la oficina de algún responsable debería salir una respuesta que explique: ¿Qué  relación existe entre el agua oscura, intomable, por un lado,  y la lluvia y el ascenso del nivel de napas, por el otro?

¿Estamos en una zona en que la empresa proveedora de agua corriente capta el líquido desde pozos locales? ¿El agua corriente no es otra cosa que agua subterránea de la zona? Si esto se confirma, es de terror.

UNA HISTORIA QUE SE EXTIENDE COMO UNA PLUMA CONTAMINANTE

La contaminación de suelo y napas subterráneas y la exposición de  poblaciones a contaminantes ambientales, se repite en distintas localidades del territorio nacional. Este blog se hace habitualmente desde una zona  de impacto ambiental negativo.

LA CONTAMINACIÓN ES LA MISMA, LA REACCIÓN MUNICIPAL ES DISTINTA.

En el Municipio de Quilmes, ante la toma de conocimiento de este desastre ambiental reaccionan corriendo hacia el juzgado federal más cercano para presentarse en carácter de querellantes.

En cambio, en el Municipio de Tres de Febrero la reacción del departamento ejecutivo, a pesar de reclamos institucionales recientes, es:  no sabe, no contesta.  Y persiste en esa actitud desde el 2000 por el gran problema descubierto en Pablo Podestá (desde que la entonces Secretaría de Política Ámbiental informó al vecindario sobre la contaminación; desde que los vecinos le transmitieron la información recibida,  incluso, también, a los Concejales)

BENCENO

En fin, colocamos algunos datos de importancia relativos a Benceno.  Empezando con las Hojas Informativas sobre Substancias Peligrosas del Derecho a Saber Department of Health and Senior Services N. Jersey EE.UU.  Las Fichas FISQ del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) España. Y las ToxFAQs de la ATSDR.

Ud. habrá notado que, habitualmente, apelamos al famoso  “N. DE LA R. DE TERRATOXNEWS”,  pero se me ocurre (y sin ánimo de hacerle la competencia a la Fundación YPF en lo que respecta a acciones culturales, educativas y sociales) que todo esto, que hemos enlazado para obtener datos sobre Benceno, bien podría denominarse “Educando al Dr. Zin y a María Graciela Ocaña” (*)

Ahora, la transcripción de noticia.

Denuncian problemas de salud por contaminación en Quilmes

Allí hubo una pérdida de hidrocarburos. En YPF aseguran que los niveles no son peligrosos.

Agustina tiene 2 años y ya sufrió cuatro internaciones por dermatitis grave. Tiene anemia y toma antibióticos prácticamente desde que nació. Vive con su mamá Giselle de 18, su papá y su hermanito menor, Daniel en el humilde barrio de la Ribera de Quilmes. Si bien tienen agua corriente, cuentan que cuando llueve el nivel de las napas sube y el agua sale oscura, intomable.

La de Agustina es la situación que viven las familias de unas 30 manzanas donde además se registraron casos de malformaciones, afecciones respiratorias y cáncer. Según dicen, los problemas sanitarios comenzaron en 1988 por la pérdida de hidrocarburos de un conducto de la empresa YPF. Días atrás, el Municipio de Quilmes volvió a declarar la emergencia ambiental en la zona, ubicada entre la Autopista y el Río de la Plata, y delimitada por las calles Otamendi, Ortiz de Ocampo, Yoldi y 76.

Los vecinos reclaman asistencia médica, que se recupere la tierra contaminada y la reubicación de las familias que lo necesiten. Allí, hace 20 años se produjeron derrames de combustible a raíz de una conexión clandestina en el poliducto Ensenada-Dock Sud que se habría realizado con fines de robo. En ese entonces la compañía YPF intentó una reparación. La filtración habría superado los 300.000 litros de hidrocarburos.

En 2002 la situación se agravó porque subió el nivel de las napas freáticas y aparecieron las primeras manchas de combustible en la superficie, lo que afectó los pozos de agua. Dos años después se declaró la emergencia ambiental que venció en 2007. Desde entonces, la empresa YPF brindó sistemas de agua potable sólo para algunas familias, reubicó a otras e instaló una planta de remediación para extraer el combustible de la tierra. Pero actualmente ese equipo no trabaja: los vecinos impiden su funcionamiento por la contaminación sonora y del aire que provoca al liberar los gases.

Diana Hurtado vive hace 27 años en la Ribera de Quilmes, tiene 7 hijos, tres de ellos con patologías graves que afectan la piel, el sistema inmunológico y tumores. Cuenta que tanto a ella como a una de sus hijas les detectaron benceno en sangre, un compuesto cancerígeno que podría derivar de algunos combustibles. Hurtado encabeza la Mesa de Seguimiento y Control que representa a los vecinos de la zona: “Las filtraciones de hidrocarburos continúan y aún hay rajaduras en algunos caños”, asegura.

Desde YPF, niegan esto último y afirman que la cantidad de hidrocarburo hallado desde que se inició la remediación de las tierras no es lo suficientemente peligrosa como para afectar la salud de los vecinos. Y atribuyen los problemas sanitarios a la precariedad de las condiciones en que viven.

La semana pasada funcionarios municipales se reunieron con directivos de la petrolera y le exigieron un informe actualizado de la situación en la zona. Mientras, y desde hace 20 años, los casos de enfermedades no cesan y los vecinos esperan soluciones.

27 ENE 2009
FUENTE: CLARÍN BS.AS. ARGENTINA

(*) Dr. Claudio Zin, Ministro de Salud de la PBA. Lic. Ocaña Ministra de Salud de la Nación.

Anuncios