Piden cambiar los autos por bicicletas para combatir la contaminación

Se trata de una propuesta que nació y se desarrolló en Europa. Y llegó hasta La Plata. Busca reducir los niveles de contaminación que producen los automóviles. Aseguran que por enfermedades relacionadas con la polución fallecen más personas que en los accidentes de tránsito

Un paisaje diferente. Sólo bicicletas y peatones. Una postal que se repite en varias ciudades europeas pero que en la Argentina aún es difícil de imaginar. ¿La idea? Reducir los niveles de contaminación ambiental que amenazan la salud de la población.
La movida ecológica avanza en Italia, Francia, Alemania y España, países donde fueron pioneros en abandonar los autos y subirse a las bicicletas para evitar tanta contaminación. En nuestro país, por ahora, sólo se presentó un proyecto en la ciudad de Buenos Aires denominado bicing.
Se trata de un sistema de transporte basado en el uso público de bicicletas. Un servicio que consiste en que los usuarios se presenten en una estación, retiren en alquiler una bicicleta, se puedan dirigir a su destino y al llegar dejen el vehículo en una estación cercana.
En La Plata no se presentaron proyectos, pero el aumento de autos y motos en circulación llevó a entidades ambientalistas locales a pedir cambiar estos vehículos por bicicletas, un medio de transporte que no genera contaminación. Hoy, según estadísticas realizadas por Control Urbano, en nuestra ciudad se calcula que existe 1 automóvil cada 3 habitantes. Y el parque de motos se triplicó en los últimos meses.
Juan Carlos Peri, ambientalista de la ONG Por una ciudad limpia de contaminación, sostuvo a Hoy: “La contaminación mata más que los accidentes de tránsito”. Y agregó: “Para muchas personas es difícil de creer, pero debemos calcular cuántas personas mueren por enfermedades relacionadas con la contaminación”.
El cálculo sobre los efectos mortales de la contaminación causada por el tráfico se llevó a cabo a partir de los datos de la Unión Europea (UE) que indican que cada año fallecen de enfermedades relacionadas con la polución 225.000 personas en toda Europa, y de la estadística del ministerio de Medio Ambiente, casi cinco veces más de las que fallecieron en nuestro país en 2005 en accidentes de circulación (3.329).
Jorge Malpelli, integrante de Cuidemos el mundo, indicó: “Si las personas tuvieran la opción de usar la bicicleta con una infraestructura mínima que protegiera a los ciclistas del peligro de los vehículos, estamos seguros de que se incrementaría su uso”. Y añadió: “No únicamente como una actividad recreativa, sino como un medio de transporte alternativo, eficiente, económico, rápido y no contaminante”.

Cómo se contamina
La energía para mover un automóvil se obtiene de la quema de combustible de la gasolina en el motor. La contaminación que proviene de los automóviles se debe a los productos secundarios del proceso de combustión (que son emitidos por el tubo de escape) y de la evaporación del combustible.

Evaporación
Diurnas: la evaporación de combustible aumenta cuando la temperatura sube. Esos vapores se escapan a la atmósfera.

Pérdidas por funcionamiento: cuando el motor y el caño de escape se calientan pueden evaporizar la nafta.

Motor caliente: el motor queda caliente un tiempo después de haberse apagado y, aún con el auto estacionado, la nafta se evapora.

Carga de combustible: los vapores están siempre presentes en el tanque de combustible. Al momento de llenar el tanque con el combustible líquido, los vapores están forzados a salir y se escapan a la atmósfera.
Caño de Escape
Hidrocarburos: las emisiones de hidrocarburos resultan cuando no se queman las moléculas del combustible en el motor o sólo se queman parcialmente. Los hidrocarburos reaccionan en presencia de los óxidos de nitrógeno y la luz solar para formar ozono a nivel del suelo, que es uno de los componentes principales del smog. El ozono irrita los ojos, perjudica los pulmones y agrava los problemas respiratorios. También ciertos hidrocarburos del tubo de escape son tóxicos, y tienen el potencial de causar cáncer.

Oxidos de nitrógeno: bajo las condiciones de alta temperatura y presión que imperan en el motor, los átomos de nitrógeno y oxígeno del aire reaccionan para formar varios óxidos de nitrógeno. Como los hidrocarburos, son precursores de la formación de ozono.
Monóxido de carbono: es un producto de la combustión incompleta y ocurre cuando el carbono en el combustible se oxida parcialmente en lugar de oxidarse por completo y formar dióxido de carbono (CO2). El monóxido de carbono reduce el flujo de oxígeno en el torrente sanguíneo y es particularmente peligroso para las personas con padecimientos cardíacos.

Dióxido de carbono: el dióxido de carbono no atenta directamente contra la salud del ser humano, pero es un gas de efecto de invernadero que atrapa el calor de la tierra y contribuye potencialmente al calentamiento global.

Los tipos de contaminantes que producen los autos son varios, y afectan directamente la capa de ozono y el aire que respiran las personas. Para los especialistas, conducir un automóvil es quizás la actividad diaria más contaminante que el ciudadano común realiza. Y es por ello que existen distintas alternativas para colaborar en la reducción de la polución.

24 SET 2007
FUENTE: DIARIOHOY.NET  BS.AS. ARGENTINA

Anuncios