En la zona del parque industrial dicen que “hay contaminación”
 
En dos barrios de Burzaco los vecinos exigen una solución a las autoridades municipales porque aseguran que respiran “gases tóxicos” debido al funcionamiento de varias fábricas en la zona. “Desde que estamos invadidos por estas empresas la zona cambió mucho”, resaltan.

Los vecinos de los barrios El Hornero y La Cumbre, en Burzaco, aseguran que conviven con olores nauseabundos que emanan de las fábricas de alcohol, de membrana, en las químicas y en la conocida por la gente como “crematorio”, ubicados en el corazón del Parque Industrial de esa localidad.
Cansados de reclamar, explicaron que se respiran “gases tóxicos y químicos” y que el arroyo del lugar “está contaminado” y el agua en consecuencia no es potable. Además coinciden en que “hubo un aumento de casos de cáncer” entre personas más jóvenes y muchos lo asocian con la cantidad de fábricas del lugar.
El parque Almirante Brown despierta inquietudes entre los vecinos cuando comienzan los olores por la madrugada. “La empresa de fundiciones Alual desprende gases y se ve el humo y se siente el olor a azufre que nos preocupa bastante”, aseguró a Info Región Nelson Oregón, que vive en el barrio El Hornero.
“Desde que estamos invadidos por fábricas la zona cambió mucho. La de alcohol por ejemplo está hace más de 5 años pero el radio se viene ampliando desde hace bastante. Mi mamá se tuvo que mudar porque quedó inmersa entre las químicas y la esencia del barrio se perdió. Yo vivo acá hace varios años y aprendí a convivir con el problema porque desde la municipalidad nunca nos dieron respuestas”, aseguró Haydeé Dominguez.
Por su parte, Ricardo Córdoba explicó que su hijo concurre al jardín 917, ubicado en Newton y Guido, y que allí se realizó un estudio direccionado por el Consejo Escolar y los resultados dieron que el agua “no es apta para el consumo”. “Los padres de los chicos nos reunimos en el jardín y estamos tratando de que se tome alguna medida y se solucione el problema. El fin de semana pasado nos juntamos con un foro ambiental y estuvimos debatiendo el tema para mejorar la situación a la que nos estamos acostumbrando. El Consejo tiene que mandar bidones de agua al jardín y a la escuela porque no podemos consumir ni cocinar sin agua potable”, testimonió el vecino de Carlos Vial al 2000.
En la zona hay una concentración de empresas metalúrgicas, que lindan con “La Cumbre” y por otro lado firmas químicas que son aledañas al barrio “El Hornero”. El primero está más conforme dado que pudo solucionar el problema mayor luego de varios años de lucha: una fábrica de brea que contaminaba se clausuró.
Ana manifestó: “Sufría de alergias respiratorias y había problemas de cáncer en el barrio que nos asustaban pero luego de los reclamos y de llamar a los medios la cerraron”. Por su parte, Virginia Juarez explicó que hay mucha gente que todavía no tomó conciencia del problema ambiental, pero “nunca un barrio puede estar cerca de una zona de industrias”, consideró.
Los vecinos con sus reclamos aclararon que su intención era que se garanticen los controles estrictos porque “nunca” los “tienen en cuenta excepto en el momento de las elecciones”.
09 JUN 2007
FUENTE: Inforegion  BS.AS.  ARGENTINA
http://www.inforegion.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=51504&id=124393&dis=1&sec=4

Anuncios