Los ambientalistas termenses volvieron a protestar por la contaminación de sus aguas
Cortaron durante seis horas la ruta 9, a la altura del acceso a la ciudad. Al reclamo contra las plantas fabriles tucumanas, se suma un nuevo foco que proviene de la producción minera en Catamarca.

LAS TERMAS DE RIO HONDO.-“Sabemos que esta modalidad de protesta incomoda a muchos, pero es la única manera que tenemos para hacernos escuchar y también de que el país se entere de la problemática que está afectando a los termenses desde hace más de 30 años y de la que nadie aún nos da una solución”, dijo a LA GACETA, Guillermo Manuel Robach, uno de los integrantes de los vecinos termenses ambientalistas autoconvocados.

La agrupación efectuó ayer un corte de tránsito de seis horas a unos 1.100 metros del pórtico de acceso norte a esta ciudad, sobre la ruta 9, en coincidencia con el Día Nacional de la Minería, que fue declarada jornada de duelo nacional por las entidades y movimientos ambientalistas de distintas provincias de la región norte, en reclamo por la contaminación que provoca la explotación minera a cielo abierto en esta parte del país.

La medida también se concretó para advertir sobre la presencia de un nuevo foco de contaminación en Catamarca, esta vez por parte de la minera Agua Rica, que afectará a las cuencas de los ríos Salí-Dulce y Juramento-Salado.

“Ya tenemos todas las aguas superficiales contaminadas por la Alumbrera. No sólo en lo que respecta a la contaminación orgánica que produce el sector fabril de Tucumán en el embalse del Frontal de Río Hondo, sino a la presencia de metales pesados”, señaló.

“Estos están presentes en el lago de Las Termas y en el río Dulce, a través del río Medina, que recibe aguas del río de Las Cañas, que transporta los vuelcos tóxicos del mineraloducto de La Alumbrera, que en más de una oportunidad se rompió”, remarcó Robach.
Otra denuncia
El dirigente también denunció que a través del canal de P2 se están enviando metales pesados (mercurio, plomo, molidebno, entre otros) al dique de Río Hondo, desde Ranchillos. “Sabemos perfectamente bien que allí se produce la alivianación de todo lo que baja del mineraloducto, que luego ingresa a contenedores que son precintados”.

El corte comenzó a las 14 y, pese al frío y al viento, se levantó pasada las 20, luego de una asamblea con los transportistas afectados, cuyas hileras llegaban a más de tres kilómetros de cada una de las dos vías de tránsito de la ruta nacional.

La cerrada noche y la baja temperatura conspiró contra la seguridad y la integridad de quienes se encargaban de impedir el paso de los vehículos. La hilera de los rodados que venían desde Tucumán alcanzó más de cuatro kilómetros, en tanto que los que procedían desde Santiago del Estero era más corta, pero muchos decidieron quedarse en el casco urbano hasta que se levantara el corte.

Este tipo de protestas, según miembros de la agrupación ambientalista de vecinos, continuarán en los próximos días. “Los cortes se harán en forma simultánea con las provincias afectadas por la contaminación de la explotación minera”.
Testimonios
Los afectados por la medida, en general asumieron con resignación la interrupción. La mayoría de los camioneros, como en el caso de Mariano Romero, que conducía un transporte de autos cero kilómetros, optaron por descender de sus unidades e intercambiar opiniones con sus otros colegas como una forma de matizar el tiempo.

“Los cortes de rutas ya forman parte del nuestro folclore. Es la única medida que en los últimos tiempos pareciera tener fuerza. Yo recorro el país y este no es el primer corte que debo padecer. Aunque en este caso considero muy atendible los argumentos de la protesta“, indicó el transportista, nativo de Bragado, provincia de Buenos Aires.

“Esta es una realidad que muchos pretenden ocultar. La gente está cansada de que la engañen, por eso recurren a los piquetes. No son de mi agrado porque afectan a otras personas que no tiene nada que ver con las causas que provocan este tipo de manifestación. Pero en este país siempre pagamos los platos rotos los que no los rompimos y los verdaderos culpables se lavan las manos”, opinó con vehemencia Hortencia Ruano de Matacevich, pasajera de un micro Flecha Bus que se dirigía a Buenos Aires.

Renzo Felipe Villacorta necesitaba llegar a las 17 de ayer a la capital santiagueña, para cerrar un trato comercial. Pero la unidad de la empresa Urquiza que los transportaba se quedó en el lugar del corte. “No me queda otra que irme caminando hasta Las Termas y ver en que puedo llegar hasta Santiago”, dijo entre reflexivo y molesto el comerciante, que se trepó a un remise que se encontraba atrapado en la larga fila de transito sur a norte.

Sólo pudieron sortear el vallado las ambulancias y vehículos que transportaban enfermos, profesionales de la salud que se dirigían a sus trabajos o ancianos con urgencias de atención médica. Otros intentaron pasar a través de caminos de tierra aledaños, pero en cuanto se percataron los manifestantes comenzaron a a tapar con ramas los accesos a la ruta 9.

El más utilizado para acceder hacia Tucumán fue un trazado que desemboca en una estación de servicio y parador de colectivos que se encuentra en las inmediaciones del piquete.

Un representante de una FM termense describió desde el corazón del corte el comportamiento de los automovilistas ante la medida, las adhesiones que recibían, a la vez que solicitaba comprensión y disculpas para los
asambleístas. LA GACETA (C)
07 MAY 2007
FUENTE:  (TUCUMÁN)  LA GACETA.COM  SANTIAGO DEL ESTERO  ARGENTINA
http://www.lagaceta.com/vernotae.asp?id_nota=217087&titulo=Los%20ambientalistas%20termenses%20volvieron%20a%20protestar%20por%20la%20contaminaci%C3%B3n%20de%20sus%20aguas

Anuncios