A pesar de la queja vecinal, en el Parque Industrial descartan daños ambientales
 
Luego de que los residentes cercanos al polo fabril de Lomas, que comenzará a funcionar a fines de este año, expresaran su temor por los daños ambientales que podrán ocasionar las fábricas, los responsables de la construcción del Parque Industrial señalaron que en el lugar “no funcionaran empresas contaminantes”.

En la intersección de las calles Madrid y Garibaldi, en Lomas, se prevé instalar un Polo Industrial que provoca gran preocupación entre los vecinos de la zona porque temen que las fábricas que funcionarán en el predio provoquen “los mismos problemas que la empresa ATANOR”, que por muchos años funcionó en el terreno. En tanto, las autoridades de la empresa encargada de llevar adelante el proyecto sostuvieron que los vecinos “no tienen porque tener miedo” ya que aseguraron que “en el lugar no se podrán manipular elementos altamente contaminantes”.
Aunque los voceros de la empresa Polinsur S.A no realizaron comunicados de prensa ni se reunieron con los vecinos para comunicarles cuáles serán las empresas que trabajarán allí, adelantaron que planificarán una reunión en los próximos días para “evacuar todas las dudas”.
“Todas aquellos que vinieron hasta el parque fueron atendidos y se les explicó cuáles serían los pasos a seguir pero los temores de las personas que no se acercaron son infundados porque tienen un grado de desconocimiento muy grande”, manifestó en diálogo con Info Región Lisandro López, apoderado de Polinsur S.A y señaló que cuando los vecinos recorran el lugar “comprobarán que “la instalación del parque es muy positiva”.
En el Parque Industrial de 20 hectáreas se podrán construir edificios de hasta 3.000 metros cuadrados cubiertos y las obras para “reacondicionar” el lugar, que comenzaron a mitad del año pasado y finalizarán en octubre de este año, cuentan con la autorización del Ministerio de la Producción de la provincia de Buenos Aires, que exigió que la Planta se levante con un cordón forestal alrededor del predio, que las calles tengan un ancho mínimo, una potencia instalada mínima, se cambie la red anti incendios -que debe tener una aptitud hidráulica- y se presenten los planos de servicio y el reglamento de administración.
“Trabajaremos las vías de acceso para mejorar todas las calles y asfaltar aquellas que sean de tierra”, prometió López, una iniciativa que según él, también incluirá a la estación Santa Catalina.
Los fantasmas de la ex empresa ATANOR todavía rondan la zona y despiertan la indignación de los vecinos, quienes dijeron a Info Región que “durante muchos años” tuvieron que “soportar olores nausaeabundos provenientes de la química”.
“Puedo asegurar que no habrá olores desagradables”, garantizó el apoderado y remarcó que la intención siempre es “preservar tanto los intereses de la empresa como los de la comunidad”. Mientras tanto, los habitantes de la zona mantienen la desconfianza porque indicaron que están “cansados de tantas promesas”.

10 ABR 2007
FUENTE: INFOREGION  BS.AS. ARGENTINA
http://www.inforegion.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=48046&id=118087&dis=1&sec=1

Anuncios