PREOCUPA AL INSTITUTO ANTÁRTICO ARGENTINO EL DERRAME DE COMBUSTIBLE DEL NORDKAPP EN LA ANTÁRTIDA

Autoridades del Instituto Antártico mostraron preocupación por el derrame de combustible del crucero noruego Nordkapp. La empresa dijo que del barco se vertieron entre 500 y 750 litros de diesel ligero de rápida evaporación. El IAA reclamó responsabilidad al turismo creciente que se desarrolla en Antártida. “No queremos que contamine”, exigieron. El barco depslegó la barrera absorvente para evitar la propagación del fluido.

LINK A IMAGEN

El derrame de combustible del crucero noruego Nordkapp, varado desde el miércoles frente a la Isla Decepción, disparó la preocupación por los daños ambientales en la Antártida y la proliferación de buques turísticos en la zona.

La empresa armadora Hurtigruten Group minimizó el hecho al informar en el sitio oficial de Internet que el barco derramó entre “500 y 750” litros de diesel marino que se “disuelve relativamente rápido en el agua”.

Fuentes del refugio español Gabriel de Castilla, ubicado en la isla Decepción estimaron que la mancha sería de unos “5 kilómetros cuadrados”.

Prefectura Naval Argentina informó que el Nordkapp desplegó la barrera absorvente alrededor del casco para evitar la propagación del fluido.

“El tema es que existido un derrame nos preocupa, más allá que si contamina o no contamina, no queremos que llegue a contaminar”, explicó Mariano Mémoli de la Dirección Nacional del Antártico.

El funcionario explicó que “muchas veces el mal tiempo hace que los barcos no puedan maniobrar bien” a tal punto que al rompehielos “Comandante Irizar no lo hacemos entrar más a la isla, respetando el Código de Convivencia”, acordado por 28 países custodios del continente antártico.

“Sería bueno que si los operadores logísticos gastamos unos cuantos pesos más en conservar estas medidas, también los operadores turísticos lo hagan”, sostuvo por radio Continental.

El Nordkapp, por el clima, aún no pudo ser retirado y los 295 pasajeros y 76 tripulantes abordaron ayer otro buque que se aguarda que hoy llegue a Ushuaia.

Mémoli admitió que los barcos con turistas cumplen con exigencias, entre ellas con doble casco, para evitar choques que produzcan derrames y son revisados por la Prefectura antes de partir desde el puerto de Ushuaia.

Si bien Mémoli dijo no tener un informe de los efectos que produjo una mancha de cinco kilómetros con petróleo que debe dar el buque científico de Chile, aclaró que “no se trata de petróleo ni de combustible pesado”, lo que aliviaría los efectos negativos.

Sin embargo, dijo que ya preocupa que “uno, dos o tres pinguinos” (en la isla Decepción hay colonias de dos especies), ya es grave porque “el hombre no puede contaminar la Antártida”.

“Queremos que el turismo sea lógico y sustentable”, sostuvo ante el incremento de visitas a ese sector antártico.

Los últimos datos dan cuenta que 360 buques turísticos pasaron por la Antártida en la temporada de acceso entre 2005 y 2006.

Foto Lanación.com

02 FEB 2007
FUENTE: Botella al mar   ARGENTINA
http://www.botellaalmar.com.ar/detalle_nota.php?Id=8169&tipo=4

Anuncios