TRASCENDENTE FALLO JUDICIAL PARA LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE
 
Se aplicó doctrina que echaron por tierra planteos de duda e incertidumbre hechos por la parte demandada bajos preceptos que «en casos de duda debe estarse a favor del ambiente y de la protección de la salud. In dubio pro ambiente e in dubio pro salud. La incertidumbre no debe invocarse válidamente para no prevenir».
RIO GRANDE.- La Justicia fueguina condenó a un grupo de empresas a pagar el dinero que sea necesario para la recomposición del medio ambiente en un sector ubicado en el ejido rural de Río Grande que se usó para la instalación de un obrador para la pavimentación de la ruta Nacional N° 3 y donde existe riesgo de contaminación del suelo por elementos químicos e hidrocarburos diversos.
Desde 1993 ese sector está ocupado por esas instalaciones, sin que se haya hecho nada para retirar los elementos usados y volver el terreno a su situación anterior a la ocupación transitoria que se había hecho.
La Justicia intervino en el caso luego de una demanda que interpusieron los actuales dueños de la estancia Las Violetas ubicada a más de 25 kilómetros al norte de Río Grande.
La demandada fue la unión transitoria de empresas denominada Iglys SA, Techint (Compañía Técnica Internacional SACI) y DYCASA (Dragados y Construcciones Argentina SA).
La Justicia dio intervención a la Secretaría de Recursos Naturales como autoridad de aplicación de la ley de medio ambiente en la provincia a efectos que determine el monto que deberá abonar la empresa.
«Nos encontramos con una causa ambiental donde debe cesar la contaminación y en consecuencia se debe considerar la reparación del daño o dicho con mayor precisión la recomposición del ambiente», indica el fallo de la Juez María del Carmen Battaini y Mario Robbio, integrantes del Superior Tribunal de Justicia.
Lo interesante de la causa es que ante la Justicia Civil la causa apareció como una demanda por daños y perjuicios donde la firma «Estancia Las Violetas» pretendía una reparación económica, a la que no se dio lugar, pero, en cambio, se advirtió el daño al medio ambiente y se procedió a ordenar la reparación del mismo.
La parte demandada se quejó de la actuación de la Cámara de Apelaciones, en este sentido, considerando que la cuestión no formaba parte del litigio pero el Superior Tribunal avaló la actuación de ese tribunal aplicando la siguiente doctrina:
«La función que a todos nos alcanza y compromete, el derecho-deber de defender el ambiente no conlleva beneficios económicos, la contrapartida de enriquecerse con una condena dineraria como si el ambiente dañado fuera mío, de la persona que accionó, o tuyo, de las asociaciones legitimadas».
En otro párrafo de la sentencia se alega que «la prerrogativa a un ambiente sano es un derecho humano fundamental ampliamente positivizado presente en Tratados Internacionales con jerarquía constitucional e incorporado tanto en la Carta Magna Nacional (artículo 41), como así también en la fueguina (artículo 25)».
En la sentencia se subraya que la parte demandante hizo hincapié en su escrito el daño ecológico producido por la instalación del obrador y la existencia de elementos químicos y restos de hidrocarburos contaminante acompañando informes que avalan esa situación (ver nota aparte).
Además, ante el estado de incertidumbre planteado por la demandada, en su descargo, poniendo en tela de juicio si la contaminación se produjo antes o después de 1993 cuando cesaron los trabajos de pavimentación el Superior Tribunal se expidió bajo los siguientes alegatos:
«Aún ante la mera posibilidad de contaminación debe optarse por la protección de la integridad ambiental. Por lo cual, en casos de duda, debe estarse a favor del ambiente y de la protección de la salud. In dubio pro ambiente e in dubio pro salud. La incertidumbre no debe invocarse válidamente para no prevenir».

Informes técnicos comprueban los riegos de contaminación
En el expediente de la causa que se llevó a juicio existen informes técnicos que avalan que en el lugar donde estuvo el obrado de la unión de empresas, existe riesgo de contaminación.
Las pericias fueron realizadas por la ingeniera Nancy Noemí Fernández y por el ingeniero Hugo Luis Asnard.
La primera sostiene en su informe que en el lugar existe tetracloruro de carbono, el cual resulta sumamente dañino para la capa de ozono (cada molécula de tetracloruro de carbono destruye miles de moléculas de ozono), con incidencia cancerígena, narcótica, con vapores causantes de severos daños al hígado y riñones. Asimismo, «puede ser absorbido a través de la piel (en animales o seres humanos) y afecta físicamente si es inhalado, si hay contacto con los ojos, con la piel o si es ingerido. También existe un serio riesgo de que el tetracloruro de carbono llegue a las napas acuíferas. En caso de que ello aconteciera, la recuperación sería casi imposible».
En tanto, El ingeniero Asnard sostiene: «el suelo es altamente permeable y la cota de napa freática está a unos 3,80 mts del nivel aproximadamente, razón por la cual si no median acciones para retirar los materiales, sanear los suelos y comprobar que no existe contaminación; son y serán altísimos los costos de impacto ambiental producidos por los mismos».
«A medida que pase el tiempo aumenta la posibilidad de contaminar las napas y el río Chico cuyo cauce se encuentra próximo a la zona en cuestión. Siendo este curso de agua el depósito natural de agua potable para la urbanización del futuro puerto de Caleta La Misión. Situación de riesgo ambiental con costos imposibles de calcular».

CONSIDERACIONES DEL FALLO
«Producido el detrimento a la integridad ambiental el objeto principal y urgente consiste en su recuperación, en restituirlo a su etapa anterior, para que nuevamente se encuentre libre de contaminación y de esa manera se asegure un ambiente sano y equilibrado. Pero también…, deben arbitrarse los medios necesarios a fin de evitar posibles efectos degradantes si aún no ha sido contaminado pero existe la seria y fundada probabilidad de que ello suceda» (del fallo del Superior Tribunal de Justicia)

27 ENE 2007
FUENTE: Diario El Sureño  T. DEL FUEGO  ARGENTINA
http://www.surenio.com.ar/index.php?s=ARligwdw$$diarios/veo$WW95dh3jvxi3n5q

Anuncios