ALDEA BRASILERA: DENUNCIAN A FÁBRICA POR CONTAMINACIÓN

Vecinos de Aldea Brasilera denunciaron el grave estado de contaminación a la que es sometida toda esa zona, por el funcionamiento de una grasería y jabonería instalada sobre la ruta 11, a la altura del kilómetro 21.

“Históricamente tuvimos que soportar un olor nauseabundo, pero ahora se suma la contaminación del arroyo Salto, porque la fábrica ha hecho un canal y tiran al agua todos sus desperdicios, y ese arroyo pasa por adelante de Aldea Brasilera”, contó indignada Gloria Alva, una vecina de la localidad. Lo que era un lugar paradisíaco, donde la gente del lugar concurría a bañarse, “ahora tiene una capa de grasa, y se están muriendo la vegetación y los peces”, denunció Gloria.
La vecina recordó que durante la gestión anterior del Gobierno provincial, se habían elevado notas con las quejas correspondientes, que derivaron en la clausura temporaria de la empresa. “Pero después, elevaron las chimeneas unos metros y con eso dieron por solucionado todo”, pero el olor continuó.
“Depende para dónde esté el viento, que lleva el olor, no se puede vivir en los alrededores de la fábrica”, dijo Gloria, y hay que tener en cuenta además que la Aldea está a un kilómetro y medio de la planta.
Los habitantes de Brasilera mandaron ayer un fax a la empresa Mocarbel SRL, que explota la grasería y jabonería, donde textualmente expresaron: “Lamentamos informarles que si en el plazo de 30 días no dejan de contaminarnos con olores nauseabundos y tirar pudrición en el arroyo cortaremos la ruta 11 hasta que las autoridades correspondientes tomen las medidas necesarias. Firmado: el pueblo de Aldea Brasilera”.
Cabe destacar que, según el último censo, hay en la Aldea alrededor de 1.500 habitantes, los que se reunieron días atrás para analizar esta situación, y ante “la falta de respeto total hacia la vida”, resolvieron esta medida.
Según contó Gloria a esta Hoja, “no estamos en contra de las fuentes de trabajo, pero creemos que se deben tomar medidas frente a esta grave contaminación que nos afecta a todos”. Fue allí que contó que “incluso hay ex empleados que están sufriendo consecuencias, por ejemplo, un muchacho que empezó a perder el pelo y le salieron manchas en la piel”.
Los vecinos también cuestionaron la falta de acción de los legisladores provinciales “que pasan por acá y seguramente sienten el olor nauseabundo”.
Consultada acerca de los trámites que han realizado ante Medio Ambiente de la provincia, Gloria aseguró que “estamos hartos de ir, y nunca encontramos a nadie”.
Ante esto, El Diario se comunicó con el Ing. Gabriel Moguilner, subsecretario de Medio Ambiente provincial, quien aseguró que “seguramente por causa del receso no pudieron atenderlos”, pero adelantó que “los vamos a recibir, tenemos las puertas abiertas para dialogar. Si los vecinos piden una reunión, no tendremos inconvenientes en encontrarnos”, aseguró el funcionario.
Al ser interrogado sobre las soluciones posibles, Moguilner indicó que “es elemental la prohibición de vuelco de materia grasa a los arroyos”, y en cuanto a los olores, dijo que “se necesitan los filtros correspondientes, deberán hacer las inversiones correspondientes como hacen todos los frigoríficos”.
El ingeniero dijo recordar que había sido clausurado, y anticipó que “nos sentaremos con los dueños y con los vecinos para trabajar en forma concreta con este tema, que es emblemático e histórico”.
20 ENE 2007
FUENTE: El Once Digital  ENTRE RÍOS  ARGENTINA
http://www.eloncedigital.com.ar/secciones/departamentales/nota.asp?id=59173

Anuncios