EL DPA DUDA DE LA CONTAMINACIÓN EN EL AGUA DEL BARRIO MARÍA ELVIRA 

Realizarán nuevos análisis para descartar “errores” de Salud Ambiental. 

CIPOLLETTI (AC).- Luego del alerta de Salud Pública de que el agua de la red del barrio María Elvira no era apta para consumo humano, el Departamento Provincial de Aguas (DPA) decidió realizar una contraprueba para descartar “errores” en los análisis del Laboratorio Regional de Salud Ambiental.

Sin embargo, el titular de la delegación local del DPA, Marcelo Selser, no descartó la presencia del manganeso, aunque aseguró que los análisis realizados cuando se hizo la perforación dieron a conocer niveles menores a los expresados en el estudio que tuvo ayer difusión pública.

Los resultados de los nuevos análisis se conocerán el viernes. A partir de allí se analizarán las alternativas a seguir para dotar de agua potable a ese sector de la ciudad.

Entre las posibilidades que maneja el organismo provincial está la construcción de una nueva toma, directamente sobre el río. De allí se bombearía hasta el tanque donde sería filtrada y clorada para su potabilización, explicó Selser.

Hasta tanto no se solucione el problema, el municipio volverá a proveer a los vecinos de agua potable -a través de un camión- como lo hacía hasta hace 40 días, cuando se habilitó la red.

Así se lo confirmaron ayer funcionarios a un grupo de personas que concurrió a la comuna para informarse sobre los pasos a seguir.

El alerta de que el agua de la toma de captación y del tanque de almacenamiento no era apta para consumo humano fue dada por Salud Pública. Análisis realizados en el laboratorio regional de Salud Ambiental en Cinco Saltos determinaron que el líquido poseía niveles de manganeso más altos que los permitidos por el Código Alimentario Nacional.
Consultado al respecto, Omar Orellana de Salud Ambiental, informó que los análisis que dieron esos resultados fueron solicitados por un vecino del barrio y que durante el muestreo se “utilizó agua de la red y también de una canilla pública”.

Selser aclaró que a poco de ser informados sobre la situación, desde el organismo se solicitó a una bioquímica que realice nuevos estudios.

“En el caso de que nos den niveles diferentes a los de Salud Pública, tendremos que hacer una segunda prueba para descartar errores”, explicó.

Lo que le llamó la atención al funcionario fue que el agua del tanque no tuviera “la coloración característica” que produce el manganeso en contacto con el cloro. En este sentido explicó que, ni siquiera se detectó “un color como de óxido” cuando se limpió la red con altos niveles de cloro.

Si los resultados confirmaran que el agua no se puede utilizar para beber, la alternativa que se maneja es la de realizar una nueva toma de captación pero directamente en el río.

Selser aclaró que esta es una de las medidas más viables porque “en las capas más profundas de la napa se detectó arsénico y si en esta hay manganeso no nos queda otra que bombear del río”, dijo.

Aseguró que los nuevos análisis se realizarán con métodos que “eviten cualquier interferencia con otros metales que puedan existir en el agua” y que incluso se van a consultar con un hidrogeólogo antes de tomar una decisión definitiva.

17 ENE 2007
FUENTE: RÍO NEGRO ON LINE   RÍO NEGRO  ARGENTINA
http://www.rionegro.com.ar/diario/2007/01/17/20071m17f30.php

Anuncios